Episodio 29: Amar mi Experiencia así, como es - Alineacion Consciente

El Cuidado de Uno Mismo

29

Episodio 29: Amar mi Experiencia así, como es

Introducción

1. Estoy aquí, pero… ¿Qué hay más allá?

Todos los trabajos previos dentro de este ciclo de soltar lo que ya no nos sirve, cuidarnos, respetarnos, respetar el otro, nos llevan a amar la vida así como es, <amar nuestra experiencia así como es>.

Este amor a la experiencia así como es nos permite desarrollar la experiencia que vinimos a hacer, nos permite explorar y disfrutar la experiencia (lo único que venimos a hacer)

En nuestra cultura humana no está anclado el amor a la vida, a la experiencia, a estar existiendo y viviendo este mismo momento. Lo que hacemos es querer modificar todo, algo que es una secuencia natural, ya que de lo contrario no existiría la evolución. 

Esta evolución no es algo que se pueda ir empujando, como el ser humano está acostumbrado a hacer: empuja tanto que, a veces, llega a pasar de largo

El ser humano dice: estoy aquí, pero… ¿Qué hay más allá? El tema es que “lo de más allá” se sabrá cuando se llegue, si es que se llega. Sabiendo también, que si no se llega, no pasa nada. 

Entonces, siempre se quiere saber el recorrido y todo lo que hay en el recorrido antes de recorrerlo.

“Siempre entendemos la evolución como trabajar para el futuro, siendo que la evolución es la experiencia misma”

2. Rendirnos al hoy

Veamos un ejemplo. Cuando un niño quema su dedo con fuego, es porque puso el dedo en la llama y se quemó. Con esta experiencia, la próxima vez que vea fuego, no va a pasar su dedo otra vez, porque ya aprendió. 

Entonces, cabe preguntarnos aquí: ¿Cómo evoluciona el niño? Se dirige hacia el fuego, se quema y, después, no mete más la mano en el fuego porque ya experimentó que haciendo esta acción se lastimó. La evolución es la acción misma, no lo que va a pasar después.

Por lo tanto, la primera acción a realizar es RENDIRNOS AL HOY. Esta acción no significa “rendirse de estar abatidos”, sino más bien “arrojarse a la experiencia del hoy, soltarnos”

Si estamos cayendo, simplemente estamos cayendo, no resistimos este caer; no pensamos que es lo que va a pasar cuando llegue al suelo y haga impacto, o bien,  si vamos a morir o sobrevivir cuando hagamos impacto. 

Con este ejemplo, buscamos expresar la importancia de rendirnos al hoy, a lo que ahora está sucediendo. Y, en este rendirnos, no hay resistencia.

3. Quemar, agotar las viejas estructuras

Casi todas las líneas espirituales, técnicas, métodos y herramientas de mejoramiento personal hablan de estar en el presente de forma consciente. Esta indicación no requiere una acción mental, es simplemente entregarse al instante, al momento, a lo que ahora hay.

Por ejemplo: ahora estoy cansada/o…si, lo estoy. ¡Listo! No es poner conciencia en el cansancio y decir: estoy experimentando esto, ¿Por qué me pasa? ¿Para qué me pasa? ¿Cuál es el significado o sentido de estar cansado? Esto no se pide…lo que se pide es simplemente rendirnos, evitar la búsqueda de explicaciones sobre lo que acontece, simplemente viviendo la experiencia. 

Pero…¿Por qué debemos rendirnos a la experiencia? Esto obedece a lo siguiente: hay que quemar, agotar las viejas estructuras. No es que siempre vaya esta acción a ser así, es solo en este momento, donde está el objetivo de atravesar la experiencia hasta agotarla y dejar que se consuma. 

Es permitir que suceda y dejar que se consuma, porque al consumirse aparece el movimiento necesario para luego poder avanzar. En esta ocasión no tenemos que quitar o elevar nada…tenemos que pasar la experiencia con el único sentido de quemar viejas estructuras, creencias y emociones. 

Si resistimos, o incluso si aceptamos la experiencia, estas acciones no aplican para el proceso en el que nos encontramos. No debemos pasar la experiencia por ningún mecanismo de superación, sino que la acción es darle la oportunidad de que se agote la experiencia tal como se tiene que agotar, que se queme, se consuma la forma, estructura o creencia que nos lleva a ciertas situaciones.

El ser humano tiene arraigado programas tan viejos que la forma de resolverlos es como se hacía en la vieja escuela. Ya que son programas que vienen de esa época, debemos proceder a hacer las cosas como se realizaban antes de la aparición del psicoanálisis. 

No se debe pasar la experiencia por la mente, por el pulso consciente, ni nada. Simplemente, hay que experimentarla para dejar que se retire. Este es el objetivo de permitir el agotamiento de la experiencia, que se consuma para poder pasar a lo nuevo. 

Veamos un ejemplo para anclar esta idea. Si estuviéramos viviendo en el año 1500, simplemente experimentariamos una circunstancia una y otra vez, buscando agotarla durante toda nuestra vida e, incluso, repitiendo lo mismo de vida en vida. La única forma que teníamos en esos tiempos era la de vivir la experiencia y no entraba en nosotros la idea de cómo superar la experiencia. Esta idea de superar la experiencia apareció hace 100 años en nuestra cultura. 

Cabe hacer una crucial aclaración, no es que ahora vamos a dejar de superarnos, o vamos a tirar la toalla y no hacer más nada. Este movimiento que hacemos en Unity 29 tiene el preciso y justo objetivo de tomar el día y, suceda lo que suceda, permitirlo, dejar que se exprese. Acción que puede hacer resurgir viejas, muy, muy viejas estructuras; a las cuales no tenemos que reprimir, ni intentar superar.

Entonces, si por ejemplo está guardado en nuestro interior la ira, odio, venganza, tristeza o angustia y sucede que esto tan guardado sale a luz por cualquier circunstancia…permito que ocurra, porque va a ser la forma de que se queme y deje de ser un programa de resentimiento, tristeza o abatimiento. 

Hagamos que se consuma de una vez por todas lo que aún está guardado.

4. El hollín del fondo de la olla

¿Por qué aparece el amar la experiencia así como es? Honestamente es un acto de amor permitir que lo viejo se consuma permaneciendo en el estado que sea, hasta que dicho estado en sí mismo se vaya. Después de consumirse los viejos programas, viejas emociones, registros que tenemos de cómo ante situaciones parecidas reaccionamos, al pasar y quemar esas experiencias,  solas se van a ir. 

Esta acción no es una contradicción a lo que venimos haciendo. Es abordar o tratar aquello que queda en el fondo de la olla, como se trataba en la vieja escuela. Es decir, dejando reposar el hollín del fondo de la olla en agua, para que con el paso de los días se despegue solo. La acción es sacar el hollín que queda, para permitir que siga avanzando nuestra vida.

¿Dónde aparece el amor? ¿Por qué tengo que amar la experiencia tal cual es? Simplemente, porque lo tenemos que permitir, ya que no estábamos haciendo esta acción de permitir. 

Ante un mal momento buscamos de inmediato superarlo mediante alguna metodología o solución. En este Unity 29 hay que dejar que el hollín se consuma, que salga lo último que tenga que salir. A su vez, debemos tener en cuenta que este movimiento, inclusive, puede provocar hasta el desconocimiento de uno mismo, cuestionándonos: ¿Cuándo en mi vida fui tan deplorable como persona a la hora de hacer tal o cual cosa? ¿De dónde sale esto? 

En este punto y, a pesar de no poder reconocer aquello que sale de su largo encierro, hay que dejar que ocurra y que así se consuma, para después poder tener el espacio limpio para lo nuevo. Va a quedar de esta manera, espacio para una nueva manera de entender, de actuar y de registrar la experiencia.

Ponemos Amor a la experiencia porque justamente no le vamos a poner conciencia, no vamos a poner: atención, pulso consciente,  aceptación y/o  perdón. Desde este amor permitimos que el ciclo ocurra, que se consuma para luego renacer. Seremos Ave Fénix, nos consumiremos para renacer.

Aclaración importante

No quiere decir que aquellos que hemos venido haciendo este mal. Superar todo aquello que nos incomoda, está perfecto. Solo que en Unity 29 y, después de todo lo que hemos hecho, quedó un residuo, que hay que dejar que se consuma como se hacía en la vieja forma, para que no quede más nada y, así, podamos pasar al siguiente nivel de nuestra evolución.

Preparación para el Protocolo

Se recomienda hacer cada uno de los protocolo durante 7 días, tres veces al día. Como es un protocolo que amplifica nuestra energía, puedes hacerlo en el momento y horario que elijas.

Recomendaciones:

  1. Para la activación de este protocolo necesitarás un vaso de agua para beber antes, durante y al finalizar el protocolo. El agua impregnada con la energía del protocolo colabora a fijar la nueva frecuencia y el cambio de percepción.
  2. El equipo reproductor debe tener una buena conexión de banda ancha a internet.
  3. Escuchar los protocolos con auriculares.

Acciones:

  • Inicias tomando agua a tu requerimiento.
  • Ponte los auriculares y simplemente repite el protocolo en primera persona y en voz interna. Puede que te duermas al momento de realizar el protocolo, está bien y no hace falta hacer el protocolo nuevamente por haberte dormido.
  • Una vez terminado el protocolo puedes volver a beber agua y seguir con tus actividades.

Si tienes alguna duda, contáctanos por:

Protocolos

Protocolo 29 – Primera Parte
Protocolo 29 – Sin voz

Segunda Parte


INFORME UNITY

El camino de la Sabiduría Interna

1. ¿Qué mejor verdad que la verdad de lo que somos?

Unity 29 trae nuestras verdades, sin más preámbulos saca a la luz todo lo que tenemos guardado y que no hemos visto porque no lo queremos ver. 

Todos queremos tener una versión tuneada de quienes somos, ocultamos aquello que nos debilita por creer que desacredita nuestra personalidad, porque entramos en contradicciones o se nos cae la realidad tal como la conocemos. Por lo tanto, no queremos que salgan a la luz nuestras verdades ocultas en las sombras de nuestra personalidad.

Ahora nuestra sabiduría interna, con nuestro permiso, remueve lo que en verdad hay que remover. No pasamos por la mente, por la emoción, por el miedo o por el ocultamiento. 

Sin estos filtros, aparece la verdad de quienes somos con nuestra luz y sombra, con todo lo que traemos, dando lugar a que se retire lo que en verdad se debe retirar. Se retira sin expectativas e ilusiones, porque es lo que nos hace falta y lejos está de ser tratado. 

¿Qué otra verdad puede haber si no es nuestra propia verdad? Con todo lo que somos, inclusive con aquellos que ocultamos  y escondemos muy en lo profundo y lejos del alcance de los demás y de nosotros mismos, debido a que no podemos o no sabemos enfrentar estas verdades por no saber resolverlas. 

En este Unity, y con la colaboración de este protocolo que se entregó, damos la posibilidad a la sabiduría interna a que retire lo que en verdad hay que retirar. A partir de retirar sistemas obsoletos, podemos ver signos y símbolos que se presentan ante nosotros y, además, visualizamos cómo se va desarrollando la experiencia de vida y sus soluciones. 

De esta forma, al ver cómo se desarrolla la experiencia, comprendemos que es la sabiduría interna quien sostiene nuestras relaciones, no la emocionalidad o los resultados. La sabiduría sostiene las relaciones y no los filtros. Resolvemos desde nuestro inconsciente, pero desde la parte sabia de nuestro Ser, es decir aquello que en verdad hay que resolver.

Hemos desarrollado cientos de métodos para resolver aspectos de nuestra vida y con ellos decidimos desde el consciente que es lo que queremos resolver. Pero: ¿quien está resolviendo lo que en verdad hay que resolver? Por ejemplo, ¿quien dijo que trabajar nuestra relación con la economía es lo que tengo que trabajar? El alma. 

¿Por qué no preguntamos a nuestra sabiduría cuál es en verdad el siguiente paso? 

Dejemos que la verdad en su versión luz y sombra surja de la mano de la sabiduría interna. Dejemos que surja de esta parte de nosotros que no está contaminada con el contexto y el personaje.

2. Del registro del alma al registro de la sabiduría interna

El alma no es pura como el ser humano cree que es, nunca lo fue, pero la SABIDURÍA INTERNA del ser si es pura y mantiene su pureza en el tiempo. 

El alma es una matriz que registra la experiencia y es la que imprime información al ser humano. Por eso en el pasado existía el karma, imprime la culpa, el dolor o la felicidad. 

El alma es quien imprime en nuestra personalidad todo estos datos, pues es la que tiene todos los registros de cada una de las experiencias que hicimos en este planeta. 

Sin este registro, ¿cómo identificamos cuando venimos a este mundo que es lo alegre y que es lo triste? Si no está este registro que tiene el alma no sabríamos qué es ser feliz o qué es estar triste. 

Dentro de Unity y Alineación Consciente venimos trabajando todas nuestras relaciones a partir del registro del alma. Por eso hablamos de la apertura del alma, equilibramos programas del alma, sanamos desde el alma para no repetir procesos. 

Hicimos todo esto porque es el alma quien dice “que no me duela más esto, aquello y lo de más allá”. Nos muestra signos y nosotros reaccionamos a ellos con dolor o bienestar. 

En cambio, nuestra sabiduría interna ve todo el registro y muestra la sabiduría que hay en el proceso, no solamente el dolor o el bienestar.

Cuando el Ser muestra el camino y la sabiduría del camino, nos muestra el rastro en forma de huellas. Cada vida dejó su huella de luz y de sombra. 

La sombra se observa como manchas de alquitrán, que están allí por el registro que se imprimió y que llamábamos karma. Hoy estamos quemando cada una de estas memorias hasta el punto de agotar la experiencia y es por esto que podemos hablar de que el karma desaparece.

3. La desaparición del Karma

Actualmente, estamos contribuyendo a la desaparición del karma, la desaparición del registro que hizo posible la creación del karma. 

“Con el protocolo de Unity 29 contribuimos a quemar y agotar el registro que hizo el alma y al hacerlo desaparecer el karma. Retiramos el registro que hizo posible la creación del karma.”

Unity 29 no solo entrega y restablece la sabiduría interna, sino también restablece nuestra propia verdad, nos trae cosas que nosotros nos ocultamos de nosotros mismos por miedo a no poder enfrentar o llevar adelante nuestra existencia ante semejante sombra. 

No nos enfrentamos a estas verdades porque tenemos mucho miedo a perder.

Ahora puedes ahora activar el protocolo y trabajar por 3 o 4 días todas tus pérdidas.

4. Miedo a perder

Si ahora nos damos cuenta de esta verdad, “miedo a perder”, permitamos que esta experiencia se queme hasta llegar el punto de agotarse…como un ave fénix. Es necesario, para transformar nuestra vida, quemar y agotar la vieja estructura. ¿Para qué hacemos esto? Para surgir renovados.

No es posible un nuevo ser humano si seguimos registrando la vida como lo hacía el viejo ser humano, no aplica en la nueva vibración tal acción.

La activación de la sabiduría interna nos trae nuestra propia verdad, no trae la verdad de la existencia del universo. Además, la sabiduría interna, va a tomar la decisión que el ser humano nunca tomó: consumir y agotar lo que hay que consumir y agotar.

Nuevamente, ¿qué mejor verdad que la verdad de lo que somos, con luces y sombras? Sobre todo, y en este unity 29, las sombras que no queremos ver. 

Siempre hemos trabajado las sombras, pero en función de lo que toleramos ver y sentir: “nos falta dinero o no llegamos a fin de mes”, buscamos resolver esto. “No tenemos salud” y queremos tener salud. Queremos resolver “nuestra relación con nuestra pareja pues las cosas no fluyen”. Todo esto está extraído de la superficie de la vida cotidiana, pero no de la profundidad de la verdad que muestra nuestra sabiduría interna.

Nuestra sabiduría dice: “para resolver la economía podemos usar nuestro don”; pero al mismo tiempo nos muestra que “no nos gusta estar rodeados de personas”. ¿Cómo resolvemos esto comúnmente? Nos ocultamos, ocultamos nuestro don, en vez de resolver esta ambigüedad. 

Otro ejemplo. Queremos tener una pareja, pero en el fondo, lo que hay es odio por perder nuestra libertad. Nadie dice o expresa esta verdad, lo que dicen en cambio es: “no se porque no tengo pareja” o “me llevo mal con mi pareja actual”. A fin de cuentas, otra prueba de que todo se encuentra muy en la superficie por miedo a enfrentar la verdad. 

A lo mejor toca tener pareja, pero esta no se manifiesta porque no se puede quitar el alquitrán que el alma ha ido construyendo de experiencia en experiencia, de vida en vida… y, por esto, no llegamos a concretar nada en nuestra vida.  La verdad oculta es la que está condicionando la realidad, y como no la vemos, vamos poniendo parches a un gran agujero negro. El tema es que los parches están suspendidos en el aire porque el agujero negro, la mancha de alquitrán, es mucho mas grande.  

Es tan profunda a veces la verdad que nos enfrenta a cosas muy oscuras de uno mismo, como la de querer tener pareja y al mismo tiempo tener un gran odio a perder la libertad por estar con otro. 

¿Quién se atreve a decirse a sí mismo esta verdad? Este es el alquitrán u hollín del fondo de la olla. Estas verdades no las hemos dicho jamás.

Hoy damos el comando a la sabiduría interna para poder transformarnos sin el lastre que nos tenía detenidos en nuestro avance.


Práctica Diaria

Para trabajar este UNITY 29, será necesario llevar a cabo la siguiente práctica diaria. 

Las consignas son:

  • Registrar en este tiempo si tenemos sueños lucidos y su posible simbología a partir de los signos que nos muestra.
  • Registrar qué vamos sintiendo a partir de lo que va pasando en la vida cotidiana, por más que no se sepa qué es lo que se va retirando de nuestro inconsciente.
  • Registrar qué sienten a medida que el hollín se agota y retira. Ver cómo impacta esto en nuestra vida, producto de que se fue la sensación de estar pesados.
  • Registrar si hay más alegría u otras maneras de mirar la vida, aunque estemos en los mismos lugares, contenidos por las mismas paredes y personas. Veamos si al quitar este hollín alquitranado podemos ver de forma diferente.
  • Registrar si vemos algo que siempre estuvo ahí, pero que por nuestra ceguera energética no veíamos; y, ahora que estamos más claros, aparecen, las vemos.

Bonus Track: Conceptos Claves

¿Para qué hacemos lo que estamos haciendo?

Compartimos un extracto del libro Atlas de la Conciencia, creado por Ariel Monserrat que aún no ha sido publicado.

A continuación, dejamos plasmados conceptos claves que trae este Unity 29 para profundizar el anclaje de los mismos. 

Estado de Conciencia

“Hemos hablado mucho de la conciencia y sobre este paso que hay que dar de la emoción al Estado de conciencia. Ahora llega un concepto estructurado que sirve al mismo tiempo como una distinción de los distintos Estados de Conciencia.

El Estado de Conciencia es desplegar el observador interno. La imagen que representa es la de un ser humano parado en la cima de una montaña, desde donde puede contemplar todo lo que sucede en la parte baja de la montaña, va haciendo un paneo y viendo en perspectiva. 

Situación que no puede acontecer, si el ser humano se encontrara en una aldea, pueblo o ciudad.  ¿Qué es lo que puedo observar estando en la aldea? La observación es limitada y restringida, pero si nos movemos a la cima de la montaña podemos observar la aldea, a lo mejor más pequeña, pero podemos hacer un paneo, una observación global. Y, con esto, comprender cosas desde esta visión alta que no comprendo estando en la aldea desde una visión plana o llana. 

En este punto, se habla también del observador interno donde está la idea de la contemplación y la transición al Estado de Conciencia.”

Estado de Contemplación cal. 700 a 1999

“Esta imagen es un recuerdo de lo que  los antiguos seres humanos hacían, hace mucho tiempo atrás íbamos a la montaña a buscar la visión. 

El aborigen americano iba a la montaña a buscar la visión y esto era una distinción entre el chamán y el aldeano. El aldeano gobernante necesitaba de la visión de alguien que haya visto la aldea y todas las aldeas. Se buscaba a alguien que esté en lo alto de un terreno.

Esto luego se replicó también en la arquitectura: los Reyes y también los Papas u obispos de iglesias hicieron sus edificios en lugares altos, o bien el mismo edificio era el más alto de la aldea, zona o región. Se buscaba destacar en altura como símbolo de que allí reside alguien que lo ve todo. En la actualidad, se observan balcones, escenarios o un atrio, me elevo y observo a todos, observo la escena completa.

¿Qué es el Estado de Conciencia en este punto de la contemplación? Es la acción que me permite observar ampliamente una situación o una escena de forma completa. 

Esto nos habilita a tomar otras decisiones, porque cuando tenemos una conciencia reducida o parcial las resoluciones que activo son diferentes. Si estoy en un Estado de Conciencia de Contemplación, en donde tengo una visión de la situación amplia, se toman decisiones para poder producir algún cambio. 

En estado de conciencia también se incluyen otras percepciones que tienen que ver con la glándula pineal, con el tercer ojo, con la clarividencia, la clarisapiencia, la clariaudiencia. Todo está incluido en este estado de conciencia de contemplación en una acción de “escuchar y escucharme”. Presto atención y atiendo con un campo de visión ampliado. 

Esto es entender también que no es hacer foco y ampliar el foco, no hay que confundir. Es estar y tener una visión global que permite tomar una decisión que incluye lo global. En esto está inmersa la contemplación y el salto de una contemplación limitada en Calibración 7000 a una contemplación mucho más ampliada en cal. 1999

Se asemeja a una experiencia de poder trabajar en un momento en un barrio y sus dificultades, tomando decisiones y poder trascender estas dificultades. Luego, ya estamos preparados para trabajar en un municipio que congrega muchos barrios, que también tienen sus dificultades y se toman decisiones para trascender estas dificultades. 

Posteriormente, ya estamos listos para una provincia o estado. Con esta experiencia, podemos pasar a la presidencia de un país, de una región y del planeta con un trabajo en la ONU. 

Vamos ampliando la conciencia y abarcando otro tipo de relaciones y resoluciones que impliquen otras relaciones más grandes. Esto me lo da el estado de conciencia amplificado cuya base o sustento es la contemplación.

En este punto, la contemplación habla de magnitudes. En este tipo de conciencia debemos tener estructuras de pensamientos que estén elevadas en frecuencia para poder razonar o entender cómo resolver magnitudes. 

El logaritmo de una frecuencia más alta está alineado al líder, un dirigente que toma decisiones que involucran a muchos. Este líder tiene que tener esta altura y la altura está dada por la conciencia, la cual permite poder tomar decisiones y determinaciones que, generalmente, tienen que ver con introducir puntos de energía, ideas, que luego destacan y cambian algún rasgo en la civilización. Esto solo se logra desde la contemplación, desde un panorama amplio. 

Desde la globalidad de una situación podemos tomar decisiones cuyo impacto también signifique lo global. Esta es una preparación que todo ser humano que se precie de líder tiene que hacer.”

Estado de Sabiduría Interna Cal 2000 a 3499

“¿Qué se activa en este estado? A la visión ampliada se le suma todas las memorias de paso por la humanidad, esto es un ser en sabiduría interna. 

¿A qué se refiere con esto? En este punto, no se toman solamente los aprendizajes que se realizan de acuerdo a la biología en esta vida, o a los años de vejez que se tenga para volver al ser humano en un sabio. 

Un ser humano que transita el logaritmo 2000 a 3000 tiene la capacidad de activar y usar todas sus experiencias de vidas biológicas anteriores que sean pertinentes a esta que vive ahora. 

Hay algo que tener en cuenta en este punto: el ser en sabiduría interna ve su propia verdad y ve lo que antes no quería ver… su propia miseria humana, el lodo humano, el alquitrán u hollín de fondo de la olla. 

Trae su propia verdad, por lo tanto se ve a sí mismo con sus luces y sus sombras. Tiene presente en particular el lodo propio de haber pasado por la experiencia. ¿Para qué trae esto? Lo hace para recordar cómo salió de cada uno de los episodios, porque cada hito de avance es sabiduría adquirida, es aprendizaje… Se obtiene la sabiduría interna del ser eterno. 

Si hablamos en retrospectiva, el ser encarnado en un sabio o en un ser que dirige masas a nivel espiritual, sentía que ya no tenía que pasar por ninguna experiencia mundana de baja vibración. En este punto de vibración, estaban hasta aquellos que ni siquiera necesitaban pasar por comer alimentos para el sustento del cuerpo. 

¿Cómo traían sus experiencias? Por el nivel de vibración que tenían, sacaban a la luz su experiencia desde el interior. Ya tenían la experiencia hecha y trascendida, ya habían pasado por tantas de esas experiencias que les permitían tener una conciencia muy elevada, como para recordar cada una de esas experiencias y no necesitaban volver a transitar por ellas. Esto es activar la sabiduría interna.

El sabio decía: “¿Para qué quiero volver a trascender lo que ya trascendí? Si ya en mil vidas anteriores robé. ¿Para qué quiero pasar por el robo? ¿Para qué volver a pasar por todo esto? Si ya tengo la experiencia trascendida, tengo el conocimiento y la sabiduría de cada una de esas vidas y, en todas en su conjunto, logré trascender ese paso.”

Entonces, si traemos o recordamos una o varias experiencias, estas nos habilitan para poder contarle a otro o para guiar a otros. Esto es lo que hacían los sabios para salir de sus ciclos y avanzar, dejando de repetir o vivir una y otra vez la misma experiencia.”


Protocolo – Segunda Semana

PRotocolo 29 – Segunda semana