Episodio 27: Desprendernos de Aspectos que no están en Sintonía con la Nueva Vibración - Alineacion Consciente

El Cuidado de Uno Mismo

27

Episodio 27: Desprendernos de Aspectos que no están en Sintonía con la Nueva Vibración

Introducción

En Unity 26, el “desprendernos” se realiza de forma automática… En cambio, en Unity 27, esta misma acción se hace con plena intención. Llegamos al punto de dejar aquello que ya no sirve para nuestro progreso, todo aquello que quedó obsoleto porque fueron parte de un ambiente que hoy no existe.

Hoy debemos ser observadores de todo aspecto que no nos permite bucear en este nuevo ambiente en el que nos encontramos, para poder desprendernos de todo eso. Estamos en un nuevo ambiente y necesitamos una nueva personalidad que sea idónea a este ambiente.

La acción es la misma que hace una rosa, los pétalos que se van secando, los deja caer, pues ya no están relacionados con la vida, esos pétalos perdieron su vitalidad, perdieron su momento de estar presentes. En nosotros, cada pétalo es un aspecto de nuestra personalidad; llegó el momento de desprendernos de ellos, que se caigan, se retiren… ¿Por qué deben caer? Porque ya no están en sintonía con la nueva vibración.

Pero, ¿qué es lo que sucede en el ser humano cuando estos aspectos siguen formando parte de su personalidad? Tenemos la costumbre de traer al presente esas viejas formas y con esto también viene la acción de negarnos a soltar, negamos el dejar ir… Lo cierto es que ya no están cumpliendo un rol en la experiencia de vida que estamos haciendo.

En Unity 27 continuaremos el trabajo de Unity 26. ¿Cómo es que vamos a lograr desprendernos de estos aspectos que ya no están en sintonía con la nueva vibración? La acción debería salir de forma fácil y sencilla como cuando un buzo sale del agua y se saca su traje. ¿Por qué se saca el traje? Porque este traje le sirve para el ambiente del agua, pero no le sirve para el ambiente de tierra firme. Dejar ir debería ser así de fácil y simple. Debe ser fácil poder darnos cuenta que en determinado “ambiente” de la vida es necesario el traje de buzo con todos los elementos que lo componen, pero cuando cambiamos de ambiente hay que rápidamente desprenderse de lo necesario para experimentar todo lo que ese nuevo lugar implica, así de simple debe ser. Este darnos cuenta de forma fácil va a ser un procedimiento que va a funcionar solo, porque cuando nos demos cuenta que caminar con patas de rana en tierra firme nos dificulta la experiencia se va a dar sola la acción de sacarnos las patas de ranas y ponernos otro calzado para poder caminar y ponernos en coherencia con el nuevo ambiente.

¿Por qué en Unity 26 el desprendernos se realiza de forma automática y en Unity 27 este procedimiento es con intención? El ser humano tiende a ser un acumulador compulsivo, le cuesta desprenderse de lo que está obsoleto, viejo o que ya no sirve (porque seguramente, en su momento fue muy útil. No se desmerece el paso de esos aspectos por la vida, pero simplemente ya no son necesarios). Conservar todo aquello que no sirve más es querer vivir en el pasado. Solemos decir, “todo tiempo pasado fue mejor”, esto no es correcto, el pasado es pasado, no fue ni mejor, ni peor, se vivió lo que se debía vivir, y se hizo lo que había que hacer. Para vivir aquel presente se necesitaba un tipo de personalidad que en la actualidad no es necesaria, con la salvedad de que algunos aspectos aún están en condiciones de continuar. 

Históricamente, hay aspectos que no dejamos ir (por esto de ser acumuladores compulsivos), porque no sabemos si en algún momento lo vamos a usar, entonces: “por las dudas, guardamos”. Por eso trabajaremos en todas las resistencias a dejar ir aquello que, “por las dudas”, por miedo o temor a no reconocernos en una personalidad específica, no dejamos ir.

Ocurre que priorizamos la resistencia a evolucionar, en vez de entender la evolución como el instante en donde vamos viendo cómo crecemos mientras abrazamos el cambio. Igualmente, más allá de querer evolucionar, se observa que no están dadas las condiciones para simplemente soltar. Entonces, la acción en este punto es desprendernos de forma consciente, de aquellos aspectos donde se registra la resistencia, allí debemos poner el foco. De esta manera en cada cambio, cada proceso evolutivo, de transformación y de avance, conectaremos y ajustaremos el Yo Interno, porque el Yo Interno es lo que nos guía. Si no ajustamos y reajustamos lo que el Yo Interno va marcando como camino es igual a quedarnos quietos y llenos de cosas que nos distraen o nos pierden.

En definitiva, debemos dar voz al yo interno y desprendernos de lo que no sirve y silencia nuestra voz interna. Debemos mirar desde el yo interno y desprendernos de lo que ya no sirve y nos pone ciegos ante nuestro yo interno.

No sabemos lo que estamos guardando por tener este desorden de “guardar por las dudas porque en algún momento vamos a usar algo”, porque nos fue bien en aquel momento y pudimos resolver cosas. Eso fue en aquel tiempo pasado, ahora hay más maneras de hacer. De esto se trata avanzar.

¿Por qué aparece primero la automatización y luego la intención de desprendernos de algo? Porque si no, se tarda mucho en avanzar y porque no sabemos cuidarnos conscientemente. A veces cuidarnos no es lo mismo que protegernos, a veces cuidarnos no es lo mismo que quedarnos quietos, a veces cuidarnos significa atravesar las sombras, pero ninguno quiere atravesar la sombras. ¿Para qué queríamos atravesar las sombras? Para integrarlas. A esta simple respuesta llega un rotundo: “¡Nooo! solo quiero lo lindo de la vida, quiero solo lo bueno de la vida, quiero los dones de la vida, las virtudes, quiero el plan de vida en versión linda”. Pero a veces cuidarse se trata de atravesar la sombra e integrarla, pues esto es lo que soy.

Cuidarte tampoco significa ir hacia la perfección, el mundo fue y aún sigue siendo dual… Por lo tanto, la perfección es lo opuesto de lo imperfecto. ¿De donde sacamos que existe lo perfecto y lo imperfecto? Son patrones, categorías dadas en comparaciones cuyos parámetros a seguir están afuera, los referentes están afuera y no en el Yo Interno. Si no tenemos que mirar a nadie, no tenemos que compararnos. ¿Qué hacemos? Escuchar la voz interna. En estos días, ¿quién escucha la voz interna? Estamos muy acostumbrados a seguir a otros, aunque por un instante escuchamos nuestra voz la queremos cotejar con otro para ver si estamos cuerdos o totalmente chiflados. Estamos acostumbrados a seguir credos, doctrinas, a idealistas y sus ideologías, seguimos a maestros y comandantes, seguimos toda idea que otro pone, seguimos a todos los de afuera, pero, ¿quién se sigue a sí mismo?…

…Unity es un trabajo con nosotros mismos, es nuestra auto mentoría.

Es hora de devolverle la voz a nuestro interior. Esto es cuidarnos. Pero como no sabemos cuidarnos surge el desprendernos de forma automática, que en este caso no se trata de hacer dieta o no tener vicios, sino que es lo que el Yo Interno va dictando. Si el yo interno dicta que ahora toca atravesar la noche oscura del alma, nosotros simplemente decimos ¡OK, vamos a ver que hay en esta noche! En vez de hacer esa esa acción, nos resistimos y nos resistimos mucho. Para el humano todo tiene que ser luz, tiene que ser bonito. Inclusive nuestro vocabulario es dual, cuando establecemos categorías lo hacemos porque estamos en dualidad, pero el Yo Interno no tiene dualidad.

Preparación para el Protocolo

La prioridad en Unity 27 es realizar los tres protocolos para tener el permiso de soltar lo que ya no está en sintonía con la nueva vibración, activar nuestro yo interno y valorar la experiencia tal como se presenta. Luego en el reporte te encontrarás con una tarea a realizar que va a facilitar el poder dejar ir.

Se recomienda hacer este protocolo durante 14 días, y lo realizaremos al menos tres veces al día. Como es un protocolo que amplifica nuestra energía, puedes hacerlo en el momento y horario que elijas, ya que ahora estás brindando luz y potencia en todo tiempo, espacio y lugar en el que te encuentres activando Unity.

Recomendaciones:

  1. Para la activación de este protocolo necesitarás un vaso de agua para beber antes, durante y al finalizar el protocolo. El agua impregnada con la energía del protocolo colabora a fijar la nueva frecuencia y el cambio de percepción.
  2. El equipo reproductor debe tener una buena conexión de banda ancha a internet.
  3. Escuchar los protocolos con auriculares.

Acciones:

  • Inicias tomando agua a tu requerimiento.
  • Ponte los auriculares y simplemente repite el protocolo en primera persona y en voz interna. Puede que te duermas al momento de realizar el protocolo, está bien y no hace falta hacer el protocolo nuevamente por haberte dormido.
  • Una vez terminado el protocolo puedes volver a beber agua y seguir con tus actividades.

Si tienes alguna duda, contáctanos por:

A partir de Unity 11 no es propicio que inicies el recorrido debido a que se gestionan altos niveles vibratorios, esto hace mover o retirar estructuras que movilizan de forma muy intensa y profunda los aspectos que cada persona tiene. Puedes participar de los vivos, pero no hacer la práctica posterior de 14 días de los protocolos.

Protocolo

Protocolo 27 – Primera parte

Segunda Parte

Protocolo

Protocolo 27 – Segunda parte

Tercera Parte

Protocolo

Protocolo 27 – Tercera Parte

Cuarta Parte


INFORME UNITY

Tomar conciencia del aspecto que debo dejar ir y que al mismo tiempo no quiero hacerlo

A nivel Planeta Tierra en general hay resistencia al cambio, al avanzar y progresar. Estas resistencias que se pueden manifestar de distintas maneras tienen un factor común en todos los seres humanos y es el miedo al cambio. Llevemos esto a lo cotidiano, ¿Qué pasa si ese objetivo que teníamos planeado en lo económico, laboral, relaciones interpersonales, de pareja, cayó en desuso, y ahora tenemos que fijar otros objetivos? Ante esto aparece el miedo y la resistencia, solemos decir: “tengo que dejar el anhelo, el deseo, tengo que dejar lo que tanto quiero para darle paso a…” Ante el cambio, operan resistencias, incertidumbre, miedo y esto de decir “No tengo ganas de dejar este sueño. Si este sueño no es malo, no es tenebroso, no es pesado, ¿por qué debería desprenderme de esto? ¿Qué es lo que pondré en este vacío que queda?” En estas preguntas vemos la lógica de nuestro resistir.

Tenemos el foco de ir a 5ta dimensión, un estado de vida más liviano, creemos que allí vamos a estar mejor, vamos a poder hacer esto, aquello y lo otro, pero, ¿quién sabe lo que hay en 5ta dimensión? ¿Si en 5ta dimensión hay que dejar ir el tipo de relación que tenemos con nuestro cuerpo? Quizás dejar ir el tipo de relación que tienes con el cuerpo te resulte fácil soltar… Pero, ¿si en 5ta dimensión hay que dejar el tipo de relación que tenemos con el dinero? Tal vez esto sea un aspecto que no estás dispuesto/a a dejar ir. “Con el cuerpo hagan lo que quieran, pero, ¡no me toquen la billetera!” ¿Qué pasa si en 5ta dimensión todo lo que aquí importa allí no es importante?

Hacernos conscientes de lo que debemos dejar ir es un lanzarse al vacío, pues no sabemos que hay más allá. Lo que sí sabemos es que en este nuevo ambiente dado en una nueva vibración hay cosas que ya no van más, hay vibraciones que ya no van más, pero insistimos en ir a un lugar sin dejar ir aquello que no nos deja entrar en este nuevo ambiente.

Un ejemplo benevolente de esto sería suponer e imaginar que en 5ta dimensión no existe la dieta a base de azúcares, ¡Nooooooo! ¿Cómo que no hay más dulces? ¡Eso no es vida! ¿Cómo puede ser que no pueda tomar un helado? Pues tengo la firme y noble creencia que no hay nada que un helado no solucione y resulta que en 5ta dimensión no puedo llevar lo que me soluciona la vida, un helado. “¿Qué hago sin esto o este aspecto que me resuelve todo? ¿Qué molestia causa un noble helado? Está bien dejar la comida chatarra, está bien dejar atrás la violencia, pero el helado no”. Todas estas preguntas y exclamaciones ¿qué son? Resistencias. 

Todos tenemos algo que no queremos soltar. “¿Qué es lo que no quiero soltar?” Si te resulta difícil responder puedes responder a esta otra pregunta: “¿Qué me llevaría a una isla desierta?” Busca aquellos aspectos que, sin ellos, no podrías vivir o solucionar situaciones. 

Unity 27 se trata de descubrir las resistencias de lo que no queremos soltar, “porque lo que quiero y molesta de mi lo veo perfectamente, pero aun no veo ese aspecto que no permite el avance y que al mismo tiempo lo tengo como la situación que resuelve algún o todos los aspectos de la vida”. Si bajamos esto a lo cotidiano podría ser algo como: “yo no puedo vivir sin mi familia, no puedo vivir sin trabajar, no puedo vivir sin ir a jugar al fútbol, no puedo vivir si no me junto con mis amigas, no puedo vivir sin mi pareja, sin mi hija/o, no puedo vivir sin __________________”

Todos en algún punto estamos resistiendo este desprendimiento que hay que hacer, esto se resuelve fácil cuando algo nos molesta de nuestra personalidad, pero hay otras cosas que creemos son benevolentes para nosotros y no estamos dispuestos a soltar. 

La invitación de Unity 27 es hacer consciente y hacernos cargo de que no queremos soltar eso que nos soluciona uno o muchos aspectos, pero al mismo tiempo nos deja quieto a nivel de evolución y progreso interno. Si seguimos el ejemplo del helado ¿a quién le molesta si tomamos helado? a nadie, pero tomar helado no está en coherencia con la nueva vibración que intentamos sostener, pues sostener ese aspecto de tomar helado es igual a no poder ingresar a la nueva vibración por tener un ancla cómodamente arraigada en 3ra dimensión. En cada uno de estos aspectos que debemos dejar ir, tenemos la llave que permite el ingreso a la nueva vibración. 

Cuando hacemos consciente estas resistencias hacemos conscientes los miedos y con esto hacemos consciente muchas cosas que no queremos dejar ir y esto mismo es una interrupción en nuestra evolución porque no soltamos esto que aparentemente es muy importante para nosotros, pero que se trata de una ilusión.

Cada uno de nuestros apegos a los cuales nos aferramos fuertemente son los que están haciendo resistencia, y algo que no estamos viendo es que todos están practicando dejar ir lo que consideran dejar ir, pero nadie soltó lo que no se quiere soltar. Esto significa que, en este momento, este Unity 27 está Reprobado (R). Tenemos un velo ante nosotros que no deja ir lo que no consideramos dañino para nuestra vida. ¿Cómo levantamos la nota? La invitación es la de descubrir que del equipaje que tenemos y que no estamos dispuestos a soltar es lo que hay que soltar.

CONSIGNA

Dejar ir apegos para levantar la R

La tarea es tomar conciencia de lo que debemos desprendernos y no queremos hacerlo, hacer un proceso consciente de dejar ir, pues el proceso automático de Unity 26 no aplica en este sentido porque hay tanta resistencia que el mecanismo automático no funciona.

Podemos hacer el ejercicio de dejar ir apegos que vemos como benevolentes, pero que inclusive en su benevolencia no nos dejan avanzar porque no pertenecen al nuevo ambiente que naturalmente estamos invitados a ir y que tenemos en este momento un freno que no permite el avance.

El ejercicio es simple, puedes usar el Mecanismo de Pulso Consciente o kinesiología haciendo las siguientes preguntas:

X aspecto o situación (benevolente y hasta inocente) ¿pertenece a la nueva vibración? sí o no.

Si la respuesta es , la acción es dejar este aspecto, así como esta.

Si la respuesta es no, puedo hacer la siguiente pregunta, ¿es momento de dejar ir este aspecto (sabiendo que lo que vamos a dejar ir es tanto el aspecto como la vibración del aspecto). si o no.

Si la respuesta es sí, usamos el mecanismo aprendido en Creación y Manifestación donde aceptamos la vibración de ese aspecto, perdonamos y anulamos el sistema, así este sea algo benevolente, trabajamos en dejar ir por el espacio de 3 días, y al mismo tiempo trabajamos en encontrar la frecuencia correcta de acuerdo a la nueva vibración que estamos sosteniendo, sostenemos el aspecto y la nueva vibración por el espacio que tu sistema interno indique. 

Si la respuesta es no, puede que aún no estemos listo para dejar ir este aspecto, esto no representa un problema, solo indica que no estamos listo y podemos preguntar en el futuro si dejar ir el aspecto. 

¡A levantar el Reprobado!