Episodio 23: Explorar y Ensayar la Nueva Configuración Humana - Alineacion Consciente

Nutrir la Nueva Configuración Humana

23

Episodio 23: Explorar y Ensayar la Nueva Configuración Humana

Introducción

Explorar la nueva configuración humana significa resolver las relaciones y nuestra existencia en el mundo SIN VIOLENCIA. Llegó el momento de explorar y ensayar distintas maneras de resolver lo que antes se resolvía con violencia. Llegó el momento de dejar ir las luchas de poder, los posicionamientos, la imposición de maneras de entender la vida… Esa es la invitación que nos propone Unity 23. Tal es así que el contenido de este UNITY 23 tendría que dictarse y practicarse en la ONU…

Hacemos papeleo, estatutos, normativas y leyes que regulen nuestras acciones para no ejercer violencia, pero resulta que la sola existencia de la ONU ya es violenta, toda nuestra humanidad está vertebrada por la violencia, y es precisamente lo que hay que desarmar…

Lo primero que hay que hacer es explorar y ensayar una nueva configuración humana sin violencia, hacer esto significa hacer todo ya que la violencia está tan encarnada en cada uno de nosotros que cada relación que tenemos está sostenida por la violencia. Por lo tanto, esta acción de retirar la violencia no va a ser una tarea fácil, nuestro ADN está encapsulado por una membrana cuya vibración indica violencia, por esto es que somos tan reactivos. Todo está fundado desde la violencia.

¿Cómo sería una humanidad sin violencia y sin enfermedad o por lo menos con otra conciencia de las enfermedades y de lo que significa sanar? El punto de partida es la autotrascendencia, un camino interno por recorrer. Este es el salto que vamos a realizar.

¿Cómo empezamos a explorar y ensayar esta nueva configuración humana? Incorporando la conciencia global dada en el Bien Común. Esto brindará el equilibrio necesario a nuestras metas, objetivos y vivencias cotidianas.

Esta nueva configuración humana se da por subir varios escalones en el campo de la conciencia. Desde ese lugar, la perspectiva es muy amplia. Son pocas las personas que tomaron el rumbo o dedicación de programar y organizar acciones mundiales tendientes a preservar la vida. Cuando hicieron esas acciones, lo hicieron con la energía disponible en ese momento y eso produjo lo que vemos hoy y experimentamos como globalidad. La Organización de Naciones Unidas, la Organización Mundial para la Salud, estas y otras organizaciones fueron creadas desde una visión global y se hizo con la energía que estaba disponible, luchas de poder como base…

Lo que se vivió hasta este momento fueron pequeñas células de seres que empezaron a aportar conocimiento y acciones en pos del bien común y un cambio. Pero también se hizo y se hace desde esa vieja energía, desde los viejos paradigmas… Entonces, explorar y ensayar esta nueva configuración humana es empezar a actuar, pensar no solo en nosotros y en nuestra familia desde nuestros intereses, sino también tomar conciencia de que cada una de nuestras acciones tiene una repercusión y responsabilidad en el bien común.

Debemos empezar a cuidar nuestras acciones ya no solo por nosotros mismos y nuestros seres queridos, sino también por la humanidad completa. En la frecuencia de Bien Común, la individualidad que somos debe estar en sintonía con la totalidad para poder llegar a una masa colectiva de acciones que nacen desde una conciencia más elevada y en común.

Los seres humanos trabajaremos mucho para lograr ampliar nuestra visión hacia el servicio. Entendiendo el servicio no como la acción de sumarnos a Greenpeace o salir a dar de comer a los sin techo. Esos espacios ya están cubiertos y hacen su labor; además de que se gestionan con los viejos paradigmas y pueden o no estar alineadas al Bien Común que aquí estamos intentando activar. Si sientes ir hacia esas acciones, está muy bien, pero eso no es lo que busca anclar Unity 23. Este Unity trae accionar y tener conciencia de que cada uno de nuestros actos y pensamientos repercuten en el Bien Común. La acción no es salir a hacer campañas, ni tomar posiciones, pero si estar abiertos a recibir lo que es la acción correcta para el Bien Común.

No existe en este momento a escala global un mecanismo que nos permita verificar acciones alineadas tendientes al Bien Común. Sin embargo, dentro de Alineación Consciente y Unity conocemos un camino mediante la kinesiología o Pulso Consciente que utiliza el testeo de nuestro pulso para identificar acciones alineadas al Bien Común. De esta manera podemos identificar la vibración que hay que expresar para estar dentro de una dinámica de Bien Común.

Todo esto es un camino a recorrer. En ese camino, cada persona debe dejar ir algo para recorrerlo, las certezas… Ya que las personas que siempre están buscando certezas, buscan recetas, buscan al líder que más certezas entrega. Pensamos a los líderes como personas que si o si brindan certezas. De manera tal que cuando una persona no entrega certezas, no es un líder. Siempre nos hemos movido como rebaño guiados por un líder, pero ocurre que estamos en una transición donde no hay certezas, no hay recetas… La acción es recorrer juntos este camino e ir experimentando como ocurre la evolución.

En este recorrido las cosas se van perfeccionando en función de los errores que se van cometiendo, y estos no tienen que verse como algo fallido, sino como la experimentación necesaria para poder avanzar. En este momento, esta actitud hacia los errores no se ve porque la gente se llena de culpa, miedo o ira ante cada situación. Los seres humanos hemos accionado de acuerdo a los paradigmas que teníamos disponibles por los niveles de conciencia que se gestionaban.

Ahora aparece la incertidumbre, palabra que históricamente hemos alineado al miedo y no al campo de infinitas potencialidades. Genera miedo no tener un programa para mañana porque ese programa está bien establecido y si cambia todo se transforma en un día fatal; en vez de abrirnos a ver qué es lo que trae el día, explorar porque se da de esa forma y no de otra o como nosotros la queremos, no decimos que es lo que hay para aprender de esto nuevo que llega, que hay que modificar en sí de la experiencia. Recuerda esto, la experiencia se transita, la experiencia no se copia, la experiencia no se transmite, sino que la experiencia se transita, esto último genera pánico, genera miedo, pero la novedad es que esto es lo que se viene, Incertidumbre.

Este es un tiempo donde vamos a empezar a barajar y equilibrar la incertidumbre y salir adelante desde la incertidumbre en frecuencia alta (si la tenemos), o bien, salir con lo que tenemos; no esperando, porque esta es otra característica que hemos venido manteniendo en todo este tiempo, “esperar estar bien para avanzar”, espero que algo se resuelva para dar el siguiente paso, esto ocurre porque no sabemos manejar la incertidumbre. Generalmente, la mayoría de nosotros no gestiona bien la incertidumbre, en el sentido de que no se toma el imprevisto como algo beneficioso, sino que se toma como algo catastrófico. Si algo no funciona como lo previsto se entra en desesperación, enojo o victimismo de “por qué nos pasa esto, justo a nosotros” y todo esto alineado a una fuerte actitud de rechazo a la situación. En vez de gestionarlo desde el lugar de qué es lo que nuevo que está llegando, qué es lo que deberíamos accionar en esta situación en donde las cosas previstas no se manifiestan como lo esperamos.

Tenemos un mal manejo mental y emocional de la incertidumbre, por lo tanto, debemos empezar a entrenarnos porque ahora estamos recorriendo un camino que pone a prueba todo lo que hemos aprendido. Es momento de conocer nuevas estrategias para avanzar.

Todo lo anterior nos lleva al tema de la salud, ¿cuántas veces escuchamos, hablamos o vivimos con estrés? Vivimos estresados, con tensión alta, dolor de vesícula, hígado, estómago o tal órgano o este otro. Todo esto es la última reacción que el cuerpo nos indica que no estamos pudiendo flexibilizar en lo cotidiano y tomar lo que llega “tal como es”, no lo que nosotros queremos, esperamos o programamos. Se trata de tomar lo que llega tal cual es y ver qué es lo que tenemos que hacer y desde qué lugar energético debemos salir a hacer.

No sería un camino propicio estar rígidos y sostener lo que nosotros queremos que suceda, lo que teníamos programado y pensado… Y como todo eso no ocurrió, nos desestabiliza, o sea, enfermamos. Al dejar ir esta inflexibilidad le damos la posibilidad a la acción de vivir dentro de la incertidumbre sin atemorizarnos. “Si la vida nos da limones, haces limonada”, esto es tomar la incertidumbre como un campo de infinitas posibilidades y por lo tanto de infinitas experimentaciones. Por lo general no estamos acostumbrados a abrir posibilidades, sino que estamos cerrados en un esquema que venimos realizando, que nos da continuidad de ser esta personalidad y tener un tipo de resultado particular, certezas.

¿Qué metas son las que tenemos y que hoy ya nos quedan cortas porque están creadas desde un ángulo muy estrecho dado a esta vibración más alta que nos entrega Unity 23? Tenemos nuestro propio bien común, tenemos el bien común familiar, ahora por la ampliación de la conciencia se suma una perspectiva mayor, de que cada una de nuestras acciones repercuten en el Bien Común Global. Esto no significa que nos vamos a olvidar de nosotros o de nuestras familias para pasar a ocuparnos del Bien Común, sino que es ver cuál de las acciones que estamos llevando a cabo en lo cotidiano, en lo cercano, en nuestro ángulo de visión está en equilibrio con el Bien Común y cuáles de nuestras acciones no están en línea con el Bien Común.

En todo esto hay una cuestión de experiencia y entendimiento… De a poco iremos revisando y entendiendo nuestras acciones, veremos si hay asuntos arraigados de un ego muy primitivo, veremos creencias, veremos de dónde viene cada cosa que no está en equilibrio con el Bien Común, veremos si todo lo que experimentamos nos es propio, veremos si es algo que debemos trascender, veremos de donde heredamos esto que está ocurriendo. 

No es que ahora nos vamos a dedicar solamente a pensar en el Bien Común, vamos a pensar en nosotros y en lo que tenemos que hacer, pero también vamos a ampliar nuestra conciencia y entender que cada una de nuestras acciones repercuten en el Bien Común. Entonces, vamos a alinear nuestras acciones con el Bien Común y si estas no están alineadas tendremos que revisar qué es lo que ocurre, pues allí hay un aprendizaje a realizar, un ciclo que completar, hay una experiencia que de algún lugar llega y debemos averiguar y trascender para poder estar alineados en todas nuestras acciones con el Bien Común.

Siempre hemos realizado acciones de bien común, no es que no hacíamos nada al respecto, de hecho, tenemos instituciones alineadas al bien común, pero hacíamos acciones desde otra perspectiva y otra energía, tenemos miles de ejemplos simples como el de tener un automóvil que cuidamos y mantenemos, pues nos es propio y es de nuestra familia, pero si pasamos un semáforo en rojo, ¿estamos alineados al Bien Común? ¿cuáles son las repercusiones de nuestro accionar?

Vuelvo a repetir, no es salir a hacer acciones para el Bien Común, sino que cada uno de nosotros debe revisar que cada una de nuestras acciones esté dentro de un rango de Bien Común, rango que depende de nuestra energía, de nuestra conciencia. Podemos estar en la parte más baja de Bien Común, en la parte media de Bien Común como en la parte más alta de Bien Común, estaremos dentro de un rango según nuestra evolución. Cada decisión y acción que llevamos a lo cotidiano tiene que estar alineada al Bien Común y no lo está debemos hacer un proceso para poder estar dentro de los rangos del Bien Común.

¿Cuándo vamos a estar en el rango de Bien Común? Aquí se abre la incertidumbre, todo esto va a depender del proceso que se haga en nuestro accionar en lo cotidiano. La normativa para conducir un automóvil está para ordenar el bien común, ¿qué pasa si estamos ordenados con el bien común ante un semáforo en rojo? Como mínimo nuestra vida y la del otro está a salvo, pero si estamos desordenados con el bien común y ante un semáforo en rojo lo cruzamos, nuestra vida y la del otro está en peligro. Si no estamos alineados, debemos revisar qué pasa, revisar porque elegimos ir a una velocidad fuera de las normativas, tendremos que revisar porque elegimos pasar el semáforo en rojo, debemos revisar porque hacemos todo esto. Algo que ocurre con esto de aprender de los errores es que avanzamos, hoy los automóviles viene a prueba de personas que no están alineadas al Bien Común, nuestra cultura avanza a partir de que aprende y sistematiza el bien común, los automóviles viene con sistemas de seguridad muy desarrollados, donde si no se tiene el cinturón de seguridad, el auto se bloquea, si no vemos a un peatón, el auto frena, si el semáforo está en rojo, el automóvil frena, los autos están llenos de sensores que cuida de nosotros, de nuestra familia y de todo aquel que está cercano a nosotros. Va a llegar un momento que, si no es por decisión propia ir hacia el Bien Común, la presión de la masa colectiva global va a conducirnos si o si hacia el Bien Común porque se está sistematizando y poniendo como un estándar básico el Bien Común.  

La tendencia es que hay que aplicar el Bien Común en todas las acciones cotidianas… No tendríamos que hacer una marcha para defender una especie de árbol, no es este tipo de acciones la que se espera de cada uno de nosotros, no hace falta juntar una muchedumbre para decir que estamos de acuerdo en algo, lo que va a ocurrir son acciones individuales que suman al Bien Común Global.

Unity 23 es subir un par de escalones para adquirir una nueva perspectiva. Podemos observar un objeto que está enfrente nuestro y vemos un aspecto de este objeto, subimos un escalón y vemos ese aspecto, pero con otra perspectiva, seguimos subiendo y vemos de forma más ampliada la escena donde está instalado el objeto, todo es cuestión de ampliar la perspectiva y los significados de lo que estamos haciendo. Seguimos mirando el mismo objeto, no lo cambiaron de lugar ni de nada, pero nosotros sí cambiamos nuestra perspectiva, cada escalón nos suma más posibilidades de conocer el objeto.

Por esto mismo es que el Bien Común es una cuestión de conciencia, de frecuencia, vamos abriendo la posibilidad de una conciencia mayor en donde estamos involucrados todos, inclusive las decisiones deben estar dadas dentro de la inclusión en la estamos y de la frecuencia del Bien Común.


Preparación para el Protocolo

Se recomienda hacer cada uno de los protocolo durante 7 días, tres veces al día. Como es un protocolo que amplifica nuestra energía, puedes hacerlo en el momento y horario que elijas.

Recomendaciones:

  1. Para la activación de este protocolo necesitarás un vaso de agua para beber antes, durante y al finalizar el protocolo. El agua impregnada con la energía del protocolo colabora a fijar la nueva frecuencia y el cambio de percepción.
  2. El equipo reproductor debe tener una buena conexión de banda ancha a internet.
  3. Escuchar los protocolos con auriculares.

Acciones:

  • Inicias tomando agua a tu requerimiento.
  • Ponte los auriculares y simplemente repite el protocolo en primera persona y en voz interna. Puede que te duermas al momento de realizar el protocolo, está bien y no hace falta hacer el protocolo nuevamente por haberte dormido.
  • Una vez terminado el protocolo puedes volver a beber agua y seguir con tus actividades.

Si tienes alguna duda, contáctanos por:

A partir de Unity 11 no es propicio que inicies el recorrido debido a que se gestionan altos niveles vibratorios, esto hace mover o retirar estructuras que movilizan de forma muy intensa y profunda los aspectos que cada persona tiene. Puedes participar de los vivos, pero no hacer la práctica posterior de 14 días de los protocolos.

Protocolo

Protocolo 23

Segunda Parte


INFORME UNITY

El Bien Común como frecuencia evolutiva

Está distorsionado en general lo que la gente comprende por Bien Común, es necesario hacer una síntesis de lo que venimos trabajando en Unity anteriores para llegar a Unity 23.

La premisa con que cada persona sale al mundo y entiende es qué bien común es la acción de abandonarnos y hacer algo por el otro sin incluirnos en esas acciones, porque incluirnos es un acto egoísta, esto está distorsionado. El Bien Común tiene que ver con que cada uno de nosotros estemos en la frecuencia de la evolución de la humanidad, y esto puede o no estar asociado a acciones, ¿por qué? porque dependiendo del lugar que ocupemos o estemos en el mundo, será o no, que tenga que realizar acciones que tiendan al Bien Común. lo que sí debe ocurrir es que debemos estar en la frecuencia de evolución de la humanidad y a partir de esta frecuencia gestionar el cotidiano vivir. 

El Bien Común no es una cuestión de debatir, hoy se observa que las personas debaten el bien común desde la dualidad, o sea, ¿que está bien y que está mal? y el Bien Común está fuera de la dualidad, no está dentro de la dualidad, sino que se mira todo como evolución. En esta evolución no hay bien o mal, ni correcto o incorrecto. 

Podemos hacer acciones comunitarias altruistas y no estar necesariamente en la frecuencia del Bien Común de la humanidad, una cosa no invalida a la otra y esto es debido al lugar que estamos ocupando en el mundo, y que es lo que podemos o no podemos realizar como acciones comunitarias de, por ejemplo, de alimentar a personas que no tienen acceso al alimento, reciclar basura y toda acción que tienda a preservar la vida humana, animal, vegetal y mineral. Pero en todo esto, lo que preocupa es la discusión por ejemplo de vacuna si, vacuna no, tapaboca si, tapaboca no, quédate en casa si, quédate en casa no, clases presenciales si, clases presenciales no, todo esto está en lo dual y hace bastante Unity anteriores que venimos invitando a tomar la vida como es, esto es posible porque no hay juicios, ni prejuicios.

El bien común que se observa es el dual, este pertenece al viejo paradigma, siendo que el bien común que trae Unity está fuera de la dualidad en una frecuencia 3500 de impregnación del Puro hacia arriba, en un estado de conciencia de paz. ¿cuál sería el ejercicio que debemos hacer para acercarnos al bien común? es dejar ir los juicios y prejuicios de cada una de nuestras acciones, para recién ahí empezar a explorar lo que queda fuera de los juicios y prejuicios.

ejemplo: dejar ir el supuesto de que “yo creo que, por estar en una acción altruista, esto mismo es bien común”.

La creencia de que creemos que el altruismo es un bien común es un juicio tomado, una posición tomada de que esa es la acción para hacer que ocurra el bien común, esta creencia es la que hay que dejar ir y luego ver que queda y con eso accionar o no accionar. Es ver que queda después de la dualidad. Retirar la dualidad es el ejercicio primordial que se debe hacer en este momento, ¿por qué? porque como nos vamos a configurar como un nuevo ser humano si no nos vaciamos de los viejos eslogan, juicios y prejuicios de lo que es ser un ser humano. Para tener y comprender una nueva manera de actuar primero hay que despojarse de las viejas estructuras y ver cuando nos despojamos de todo lo viejo que queda, que hay disponible y con eso actuar. Para llegar a vibrar en 5ta dimensión se debe superar lo más que se pueda la dualidad, retirar juicios y prejuicios de lo que consideramos acciones beneficiosas o no. en esto radica la dualidad, en los sí o no en pos del planeta o en contra el planeta. 

Este es un camino que se inicia, pero que todavía no estamos recorriendo, inclusive no existe a nivel idioma como trabajar el bien común sin definirlo dualmente. Hoy existe un movimiento de superar la dualidad de género, de momento, a través de un léxico inclusivo, ya no somos hombres, ni mujeres, sino que simplemente somos humanos, pero la palabra humano tiene connotación de género masculino y humanidad es femenino, así se interpreta. Se usa la vocal para generar inclusión, humane. El punto no es inventar un término nuevo sin habernos vaciado de los juicios y prejuicios que tenemos con esto de hombre o mujer, porque este tema idiomático tal como se lo presenta sigue generando dualidad y lo que busca superar es trascender la identidad de género. Bien Común es una frecuencia, la cual aún no estamos recorriendo por estar entretenidos discutiendo nuestras dualidades. 

Hay confusión y esto se ve al realizar acciones cuyo juicio se tilda de “buenas”, y que tiendan a preservar la tierra, a preservar los animales, básicamente que tienda a preservar, generando bandos de quien está a favor y quien está en contra, pero la acción contundente de este momento es dejar ir y vaciarnos de los juicios y prejuicios.

Pasos a seguir:

  • Paso 1: Dejar ir todo los juicios y prejuicios de nosotros mismos, esta es la primera relación dual a trascender.
  • Paso 2: A partir del primer paso, empezar a hacer lecturas que nos permitan acomodar el mundo que vamos a transitar en la frecuencia de Bien Común.

Se exhorta al activismo del día a día en nosotros mismos, de trascender nuestros juicios y prejuicios, y con lo que queda interactuar en el mundo.

Todo debate es dual, toda lucha es dual, toda posición es dual, de qué lado estamos es dual, ¿hay que dar de comer o no a los pobres’ es dual, ¿hay que reciclar o no? es dual, ¿hay que ponerse o no la vacuna? es dual. Todo esto es juicio y prejuicio, trabaja con ellos, usa el Pulso Consciente, vacíate y luego observa que es lo que queda.

El problema actual

¿Cuál es el problema que enfrentan las personas? se entra en conflicto porque si no nos identificamos con un esquema, empezamos a tener miedo de perdernos, y para no perdernos nos sujetamos a esquemas, visiones propias, a maneras de entender muy personales y no nos abrimos a la oportunidad de vaciarnos y de recibir nuevas maneras de entender y procesar la realidad. Al ser nuevas quiere decir que no están asociadas a las que ya conocemos, siendo que las que conocemos están sumergidas en la dualidad de somos buenos o somos malos, somos iluminados o apagados, alto o bajo, siempre estamos clasificando. Sí, es un desafío, y todos estamos aquí para trascender este desafío, dejar de clasificar, dejar los juicios y prejuicios.

El rasgo general es que se rechaza lo desconocido, porque no se puede procesar, no se está preparado a cuando se abren estas ventanas de oportunidades tomarlas, y no las tomamos porque no las tenemos programadas. Pero, ¿y si pudiéramos programarlas? en este punto empieza un programa de trabajo específico, el Laboratorio de Creación y Manifestación.