Episodio 21: Nutrir la Nueva Configuración Humana - Alineacion Consciente

Nutrir la Nueva Configuración Humana

21

Episodio 21: Nutrir la Nueva Configuración Humana

Introducción

Venimos de Unity 20 donde se trabajó la reconfiguración de la columna vertebral, focalizando en las cervicales y todo lo que comprende a nuestros hemisferios cerebrales y glándulas. 

Esta configuración permite nutrir de información más sutil porque esto es lo que requiere esta nueva configuración humana. 

¿Por qué trabajo todo esto en Unity 20? 

Se hizo para poder gestionar de otra manera desde el campo mental, y en particular a lo que refiere en cómo estamos entendiendo todo lo que sucede y no tener que repetir procesos como sucede en la vieja configuración humana. El campo mental hace una asociación inmediata de pensamientos y emociones que luego se traduce en energía que lanzamos y compartimos con el entorno que nos circunda, con las personas con las que convivimos recurrentemente y no recurrentemente y la conciencia colectiva. 

En esta línea de trabajo viene Unity 21, donde la forma de pensar es más ligera y ya no es dramática.

En este punto del camino aparece una nueva palabra a la hora de avanzar y esta es «Sumergir». 

«Me sumerjo» en lugar de aceptar. Es sumergirse, participar y aportar en esta transición entre la vieja y nueva configuración. No es aceptar todo lo que sucede como se viene haciendo, sino gestionar desde esta nueva energía una nueva realidad. Este seguir adelante y avanzar necesita de nuevas estructuras de pensamiento, de emociones y acciones. Tenemos ahora que habilitar una nueva manera de poder gestionar esta transición e ir incorporando estas nuevas energías que son constructoras de realidades, en donde para crear, se necesitan acciones diferentes sostenidas por pensamientos más elevados y abiertos, por la energía que se gestiona por tener emociones y estados de conciencia más elevados. Esto es a lo que se refiere con nutrir esta nueva configuración humana. Ante esta nueva energía y nueva potencia, tenemos que tomar la decisión de si aportamos a esta nueva realidad desde los viejos esquemas y estructuras de pensamientos, emociones y acciones o nos abrimos a actuar en conjunto con la nueva energía, dejándonos guiar de una u otra manera por esta nueva energía, que representa hacer acciones diferentes de las que venimos haciendo. 

Hago una salvedad, esto no significa ir hacia una acción de cambiar de pareja, de vida, de trabajo o toda acción de cambio lineal en algunos de nuestros aspectos de vida, salvo que este cambio sea un paso lógico, sino que es ir puliendo, ir perfeccionando la vida que llevamos desde una energía más elevada, y aportando cosas nuevas a la realidad que vivimos.

La decisión requiere un sostenimiento en el tiempo, por esto es que se habla de nutrición, porque no es que uno se nutre de vez en cuando y de vez en cuando no, sino que hay que nutrir permanentemente para poder sostener la nueva frecuencia.

¿Cómo identificamos estas nuevas energías? ¿cómo identificamos estas nuevas maneras de transitar? ¿Cómo podemos percibir y entender las nuevas energías de cambio que se están realizando? Por el momento, las cosas exteriormente parecen iguales, la violencia sigue existiendo, el virus covid-19 está presente, todo parece igual, por lo menos a los ojos del ser humano, esto requiere observar que podemos (y vamos a seguir por un tiempo) experimentar, sea de forma colectiva,  en nuestra vida cotidiana estas emociones bajas como la tristeza, angustia, ira, envidia, mucho rechazo, etc. Todo esto vamos a seguir experimentando, pero el punto es que esta nueva energía nos permite salir de manera más rápida, en vez de estar 3 días en un proceso de llanto, frustración y tristeza, vamos a hacer el mismo proceso en 3 horas y luego pasaremos a un estado que empieza a ser prevalente, y esto es algo que debemos observar. La frecuencia prevalente empieza a estar en una frecuencia más elevada y esto incluye la parte emocional. Lo mismo debemos prestar atención y observar los pensamientos, puede que pensemos según la vieja estructura, pero esos pensamientos se van a diluir más rápido y van a dar cabida en principio a un estado de armonía. Esta armonía nos brinda seguridad y nos da la posibilidad de accionar y gestionar desde otra frecuencia lo cotidiano. En esta acción, lo que estamos nutriendo es justamente las frecuencias donde queremos estar y dejamos de alimentar las frecuencias donde no queremos estar. Esta es una práctica que ahora se hace de forma mecánica y de forma consciente; nutrimos nuestro templo interno y dejamos entrar. Nos sumergimos en una frecuencia que luego voy a compartir en el mundo que vivo. 

Por un tiempo, aún podemos experimentar el viejo paradigma y esto se debe a las múltiples variables internas y externas. La clave es que ahora no vamos a dilatar, ni vamos a sostener este paradigma y nuestros aspectos alineados a viejos paradigmas, sino que vamos a procesar más rápidamente y soltaremos para darle cabida a otra cosa.

Este va a ser todo el recorrido que iremos haciendo, con el cual vamos a nutrir esta nueva configuración, en vez de sentirnos culpables por haber reaccionado iracundamente en una situación, lo que vamos a observar es que no vamos a estar 5 días iracundos y llenos de culpa por haber reaccionado asi, sino que por procesar lo ocurrido en horas restablecemos nuestro equilibrio. Este va a ser el cambio y va a ser la manera de nutrir esta nueva configuración. Todos aquellos que vienen haciendo Unity y todo trabajo interno dentro de Alineación Consciente tienen las herramientas para hacer este recorrido de forma fácil y sin ningún tipo de inconvenientes.

Algo que hay que dejar ir es la emoción de impaciencia, esto de decir: ¿cuando voy a tener la vida que quiero? ¿cuando las cosas van a ser como yo quiero? ¿porque todavía no sucede lo que yo quiero que suceda? ¿porque si sucede algo, no es tal como yo quiero que suceda? ¿porque sucede lo que justamente quiero que no suceda? ¿porque si sucede lo que yo quiero no es al 100% de como quiero que suceda? y etc, etc, etc. Hasta un punto antes del infinito, todo eso acciona un mecanismo mental y emocional que nos sostiene en el enojo, la frustración y nutrimos al mismo tiempo nuestra realidad con estas frecuencias bajas que hacen lentos nuestros procesos de progreso en nuestra vida. Es crucial soltar la impaciencia rapidamente y no anclar en esas emociones, sino empezar a observar cuales serian los caminos que nosotros podríamos vivir lo que queremos vivir, debemos observar también si esos caminos son para nosotros, porque el ego quiere, quiere, quiere para sentirse importante o satisfecho y entra en ira y frustración porque no obtiene lo que tanto anhela y quiere. Este mecanismo permite desarmar todas esas cuestiones del ego,(de lo quiero así y de esta forma en particular), que si bien hay que proyectar para materializar, lo que el ser humano no suelta es el tiempo y el modo. ¿Porque se hace esto?. Porque se fija en el objeto o en lo que quiere y no se fija lo que quiere sentir. Anteriormente ya se mencionó esto de que hay personas que logran sus objetivos, pero al momento de obtener su logro, lo que siente es vacío, es como si no obtuviera nada. El ser humano se concentra en los objetivos, en los sucesos y no en la vibración que ese acontecimiento trae por la vibración en la que existe.

El centro debe estar puesto en la felicidad y no en el objeto, pues por estar en felicidad todo te es añadido por la vibración misma, con la felicidad se liberan infinitas posibilidades que a su vez son mucho más amplias, pues estamos alineados al contexto que abarca a todos los objetos y no solo a un objeto u objetivo. Esto es otra cosa que hay que nutrir, dejar ir el objeto y si anclar la felicidad, el disfrute de la vida, o sea, sostener lo que quiero en la alegría, armonía, felicidad, todo esto es lo que tengo que dar de nutrientes a mi sistema para…

Se debe soltar el tiempo porque hay muchas variables y aspectos que deben acomodarse para que lo que quiero manifestar ocurra, cuaje. Además, para manifestar, debe suceder que nosotros no empecemos a autobloquearnos, boicotearnos en el transcurso del camino de lo que queremos manifestar, porque toda acción de bloqueo es una frecuencia baja que no es coherente a la membrana de realidad que se necesita para manifestar.

Unity 21 es un contexto muy psicológico y aclara mucho el tipo de observador que somos. Pone foco en el observador que somos y cómo nutro a este observador, porque con esto, con lo que lo nutro, observo. Poner foco en sentir que es lo que brinda el contexto y habilita para manifestar según la membrana de realidad que la alta frecuencia tiene como mapa determinado.  Focaliza en la idea de que somos un vector de manifestación de emociones y estados de conciencia que estamos gestionando. Focaliza en cambiar la vibración para cambiar la realidad y que mientras gestionemos la realidad con el viejo sistema de paradigma no hay cambio posible.

Tu estado de conciencia te permite avanzar o no avanzar, empieza a observar cómo te nutres energéticamente y verás claramente tus frutos. todo lo que se manifiesta se crea desde tus estados altos o bajos.

Segunda parte


Preparación para el Protocolo

Se recomienda hacer cada uno de los protocolo durante 7 días, tres veces al día. Como es un protocolo que amplifica nuestra energía, puedes hacerlo en el momento y horario que elijas.

Recomendaciones:

  1. Para la activación de este protocolo necesitarás un vaso de agua para beber antes, durante y al finalizar el protocolo. El agua impregnada con la energía del protocolo colabora a fijar la nueva frecuencia y el cambio de percepción.
  2. El equipo reproductor debe tener una buena conexión de banda ancha a internet.
  3. Escuchar los protocolos con auriculares.

Acciones:

  • Inicias tomando agua a tu requerimiento.
  • Ponte los auriculares y simplemente repite el protocolo en primera persona y en voz interna. Puede que te duermas al momento de realizar el protocolo, está bien y no hace falta hacer el protocolo nuevamente por haberte dormido.
  • Una vez terminado el protocolo puedes volver a beber agua y seguir con tus actividades.

Si tienes alguna duda, contáctanos por:

A partir de Unity 11 no es propicio que inicies el recorrido debido a que se gestiona altos niveles vibratorios, esto hace mover o retirar estructuras que movilizan de forma muy intensa y profunda los aspectos que cada persona tiene, puedes participar de los vivos, pero no hacer la práctica posterior de 14 días de los protocolos.

Protocolo

Protocolo 21

INFORME UNITY

Una nueva forma de anclar procesos de nutrición 

Ahora que está activado Unity 21 empieza un trabajo intenso y profundo en nuestro sistema digestivo, nos sumergimos en un proceso muy visceral. Esto de trabajar con el sistema digestivo  tiene que ver con la idea principal de Unity 21 de trabajar la nutrición, no nutricion alimenticia de qué comer  o no comer, sino que hablamos de nutrición energética. Como está nutrición energética es elevada, se siente mucho en el sistema digestivo, pues en él, hay existencia de frecuencias bajas con las cuales procesamos lo que nos acontece en el dia a dia.

¿Qué sentido tiene esto y porque se trabaja el sistema digestivo? tiene que ver con lo que vamos a tomar y esto que tomamos como energía, procesos. Esta es una nutrición energética, que al principio va a tener un efecto de “depuración”, depuramos todo y evacuamos todo lo que ya no es necesario.

En la zona del sistema digestivo están ubicados 2 chakras, el denominado chakra sexual, pero que es también el chakra de la creatividad y el chakra plexo solar que no solamente tiene que ver con la emocionalidad, sino también con crear y visualizar la energía. Estos dos chakras intervienen y van a ayudar a la depuración. La acción que de realiza es depurar y retirar del sistema lo que ya no se necesita.

Con Unity 21 se acortan mecanismos que se van a naturalizar en lo cotidiano y estos mecanismos tienen la tendencia a alivianar procesos. 

¿Qué procesos? 

Primero  alivianar la vida cotidiana, sin sentir que nos hundimos y caemos al vacío; que la vida se nos viene encima; que Dios no nos quiere; que nada nos funciona; que aquello, esto y lo de más allá. Todas estas formas de vivir, poco a poco se van a alivianar. Repito, poco a poco, recuerda dejar ir la impaciencia que en el texto anterior se comentó. 

Otro mecanismo que se va a naturalizar, es poder procesar las situaciones desde una frecuencia más elevada. Al principio puede que pase desapercibida, pero se va a ver involucrado el sistema digestivo y tener náuseas, vómito, diarrea o ataque al hígado. Todo esto se interprete como un aparente retroceso, pero no es otra cosa que una depuración total del sistema. 

Esta dinámica es una nueva manera de anclar, digerir, nutrir a partir de hacer una separación, porque eso hace nuestro sistema digestivo, separa lo que nutre de lo que no;  escuchar que es lo que necesitamos y que necesitamos dejar ir.

Unity 21 es un trabajo que va a tener ciertas resistencias por parte nuestra, quizás sea uno de los Unity más difíciles de digerir y anclar. Podemos llegar a tener dolor de cabeza como parte de la resistencia, pero ten en cuenta que en este proceso se va a barrer con muchos miedos actuales y miedos ancestrales. Esto puede llevar a sentir al principio desorientación, hasta que se empiece a transitar en esta nueva manera de procesar lo cotidiano. Esta desorientación se debe a que hay dos caminos, el que venimos recorriendo en frecuencias bajas y un nuevo camino en frecuencia alta. Ocurre que casi todas nuestras situaciones, y esto se observa más en las mujeres, todo acontecimiento se lo pasa por el estómago y por lo general en esta zona están anclados miedos, preocupaciones, inseguridades, temores, pánico, angustias, entonces nuestro sistema dice: saquemos todo esto de forma biológica y energética. Al retirar todo esto, se da cabida a la nueva información con la que vamos a procesar lo cotidiano, este mecanismo es algo propio de Unity 21, es una decisión que hacer. ¿Seguimos procesando como antes o proceso de una forma diferente? 

Para darle cabida a este nuevo formato, se debe dejar ir el viejo paradigma y este cambio es entrar en una transición de ir anclando frecuencias altas en nuestro sistema digestivo y con esto podamos procesar lo cotidiano de forma liviana, vivir de forma liviana.