Episodio 17: Sostener el Cambio - Alineacion Consciente

Armar la Coherencia Interna

17

Episodio 17: Sostener el Cambio

En este momento para poder sostener el cambio, tenemos que sostener la incertidumbre, porque precisamente el cambio ingresa con una nueva energía, una energía a la cual no estamos acostumbrados, más bien estamos acostumbrados a una oscilación que es que todo nos vaya bien o nos vaya mal, sin embargo la vida es un recorrido, la vida es. Sostener la incertidumbre es un proceso y un ajuste, hasta lograr sostener este ajuste, hasta lograr reunir todos mis cuerpos en coherencia, tenemos que poder sostener el cambio y el cambio es incertidumbre.

Estamos hablando de que todo es nuevo, todo es una hoja en blanco y nuestra mente no logra aún acomodar aun lo nuevo en sus esquemas, en sus estructuras, en sus maneras de entender la vida, entonces, esta frecuencia de coherencia que es elevada nos va a permitir accionar mientra ocurre este ajuste y en ese mismo proceso tenemos que abrirnos a la incertidumbre, abrirnos a esto que se que estoy cambiando, pero todavía no tiene forma el cambio y mientras lo podamos sostener y no lo rechacemos porque eso es lo que hacemos, rechazar el cambio porque los seres humanos no estamos acostumbrados a la incertidumbre, estamos acostumbrados a la dualidad, de que algo es bueno o es malo, es lindo o es feo, no estamos acostumbrados al “no se”. Se que el cambio se está produciendo, pero aún no se que forma tiene y esto es un gran desafío para la humanidad. esto de poder sostener el cambio, que en algunas personas se da de forma más acelerada por su estado evolutivo y en otras, la mayoría, este proceso de cambio es lento, pero que ante esta realidad de cambio todos los seres humanos tendemos a retroceder y solemos decir: el camino no es por aquí porque no estamos encontrando una sincronicidad, este camino no va bien, no se como es el proceso, entonces cambió de rumbo, no sostenemos el cambio, cambiamos de rumbo, y lo que necesitamos es tiempo para que el proceso de cambio se manifieste y a este tiempo de proceso hay que poder sostenerlo porque sino la mente juega a que como no puede encuadrarse no puede analizar, no puede enfocar el cambio en algo que conoce, lo descarta. incluso socialmente y culturalmente está mal visto no tener claro el futuro y se proclama a tener un objetivo con tal de sostener el cambio de timón, pues esto es ser pragmático y un líder que camina hacia su futuro cierto.

El cambio significa transformación y la transformación en el cualquier aspecto de la naturaleza lleva tiempo, así sea la acción erosiva del agua o el aire, toma su tiempo para que produzca el cambio. Una montaña, ¿cuanto tarda en ser montaña? le toma su tiempo, lo cual no quiere decir que no esté destinada a ser montaña. este tiempo de intervalo hasta ver el cambio es un proceso que debemos templarnos en sostener y el punto es poder tener la seguridad de que estoy en el cambio, que algo está cambiando aunque no lo pueda identificar, es un cambio interno, no es un cambio en el mundo, está cambiando en nosotros, algo está cambiando en mi aunque no sepa que ni cuando va a llegar el cambio. En definitiva, el cambio es un acto de fe, de entrega, porque quizás no podemos sostenerlo o a lo mejor sí porque hay cambios sutiles que pueden observarse en la vida externa, pero debemos estar muy centrados en nosotros y no perdernos en la rutina, en lo cotidiano, en los objetivos, en la desesperación que produce este no saber para poder entender la dinámica de cambio y poder sostenerlo, porque si no lo podemos sostener retrocedemos a la dinámica que si conocemos o hacemos un golpe de timón para otro lado y dejamos de sostener el cambio. 

Poder sostener el cambio no es algo en lo que estemos acostumbrados, es una cuestión de costumbre, todos los caminos son nuevos y generan el no tener idea para donde va el cambio, pero se que va para un lugar y ese lugar es cambiar, esta certeza de que cambio sirve para sostener con certidumbre la incertidumbre, sostener que se que estoy cambiando y ver que pasa segundo a segundo con este cambio, porque en este punto intermitente es donde los seres humanos caemos en la preocupación existencial de qué va a pasar el dia siguiente y queremos concretar lo más acertado posible, decimos, hago esto hoy para sobrevivir mañana y en este tiempo que estamos viviendo, pandemia – covid 19, es un tiempo complejo porque toda transición lleva su tiempo, donde para un grupo de personas le es más fácil derribar lo conocido porque saben lo que no funciona y sostienen la incertidumbre de esta transición, saben que existe un tiempo para que se lleve a cabo el cambio, pero la mayoría de las personas no pueden sostener la transición de este gran tiempo de cambio.

La incertidumbre no es parte de nuestra vida cotidiana y al conectar con ella nos genera un contexto de miedo, bloqueos, resistencias, pánico, desesperación, inseguridad y con esto en nuestro sistema interno en la mayoría de las veces damos marcha atrás y esto ocurre porque la misma frecuencia de miedo tiene como condición retroceder y ponerse a salvo. Sostener el cambio es poder sostener la incertidumbre con la seguridad y tranquilidad que el cambio se está produciendo. Es un hecho a esta altura que debemos tener la acción de sostener la incertidumbre, sostener el no saber de qué va todo en la vida, pero aun así el cambio se está produciendo y con todo esto se está transitando un nuevo ser humano, pero este humano va en una transición lenta, pues nos es más fácil soltar lo que no nos sirve, lo que provoca impedimentos que abrazar lo nuevo lentamente. 

Esta es una época histórica la que nos toca vivir, la época de una transición de abandonar el viejo humano y darle cabida al nuevo humano, pero este nuevo humano se está construyendo, entonces, esta construcción no lleva un día, ni lleva seguridades claras de lo que está ocurriendo, pero si es sostener esta construcción. Hoy estamos en Unity 17, venimos y vamos hacia todo un año de recorrido interno, hemos sostenido el tiempo para para poder sostener el cambio de este nuevo ser humano que se puede percibir como rápido o lento, pero que toma un año en principio bucearse, activar ciertos procesos internos, sostener estos mismos procesos internos como si estuviéramos dentro de un útero gestándose. En esta incertidumbre tenemos la certidumbre de que el cambio se está produciendo y que si se presentan más acciones para realizar las iremos haciendo.

Hay alarmas que pueden encenderse, hay peligro, ¿cual es el peligro? el peligro es que sintamos que el recorrido que estamos haciendo no lleva a ningún lado y busquemos retroceder o busquemos caminos conocidos. Estamos en tierra inhóspita. 

Tenemos una idea de que en cierto tiempo debemos cambiar y usamos este tiempo segun un parametro muy personal y no dejamos que fluya el cambio según el parámetro que debe darse y con esto vemos que otros aspectos de nuestra vida cambian y este aspecto que puntualmente queremos cambiar no cambia, ocurre que lo estamos deteniendo con nuestra postura personal y los otros aspectos por no estar enfocado los dejamos en via libre. De alguna manera la inteligencia del Ser, no la del yo, la sabiduría del Ser dice: vamos a hacer que este ego se focalice en un punto de atención, uno que crea es importante, miestras yo, el Ser hago lo que realmente es importante. Esto explica cómo es que acontecen cambios profundos y nosotros no nos damos cuenta de cómo es que este cambio ocurrió y sin embargo el cambio que queremos no acontece y eso que hacemos de todo para que ocurra pero no se mueve ni un centímetro hasta que nos aburrimos y en cierta medida abandonamos el querer producir el cambio y cuando abandonamos o dejamos ir esa intención de cambio es cuando el cambio empieza. nuestra sabiduría interna sabe lo que hace por más que nosotros no podamos tomar conciencia mental de lo que está haciendo mi sabiduría interna y si existe algún retraso o algún bloqueo lo generamos nosotros, el yo ego.

Nuestra evolución está dada en avanzar, y depende de que soltemos, lo cual es muy complejo para el ser humano no soltar, porque si hay algo que caracteriza a la vieja humanidad es el control, se necesita tener control para sentirnos seguros, si no tenemos control no sabemos dónde estamos.

Nuestra sabiduría interna tiene la certeza de la dirección en la que vamos o hay que ir, si la dejamos actuar, nuestra sabiduría interna va a poder operar de forma sostenida si elevamos nuestra frecuencia en una constante conciencia. Si subimos y bajamos de frecuencia como lo hacemos todo el tiempo y cada dia en picos de altas y bajas y que por eso se trabajó en Unity 16 el coordinar todo nuestro sistema para obrar con coherencia antes de poder decir esto de sostener el cambio y el cambio es incertidumbre y la seguridad la da la sabiduría interna que tiene que tener una constante de conciencia.

En este momento se justifica desde varias vertientes psicológicas que la naturaleza del ser humano no es constante, que en algunos aspectos somos luz y en otros somos sombras. Se llegó a esta conclusión por no estar, no saber y no tener una referencia interna que es la constante de conciencia que nuestra sabiduría interna es, cuya madurez se reconoce como coherencia interna. Esta coherencia interna es la que posibilita el cambio. Si subimos y bajamos de frecuencia, acción esta que ya es toda un revolución porque hay persona que no logran subir, solo estan abajo, quedan siempre abajo pasando años en esas frecuencias, el punto es que no estemos subiendo y bajando, sino tener en última instancia un piso y de este piso no se baje aún más.

Debemos lograr conectar con nuestra referencia interna de que somos altos en frecuencia y teniendo como base esta referencia podremos encontrar nuestras incoherencias y las podremos llevar a la coherencia interna, esta es la fórmula que resuelve nuestras inconstancias.

Lo que debemos soltar es el tiempo y el proceso para que el cambio pueda ocurrir, porque si uno empuja el tiempo, si empujamos el proceso es ahí donde nos retrasamos porque queremos que las cosas sean como nosotros queremos y no nos abrimos a la incertidumbre. 

No solo debemos dejar ir, sino también tener la seguridad que nuestra sabiduría interna sabe lo que hace y todo como esta, esta bien, asi lo bien no sea lo que esperamos para nosotros.

Nuestro trabajo es sostener la coherencia interna y dejar de ser obstinados, dejar de tener una única idea de las cosas y arremeter a que esa idea obstinada se concrete. Permitamos que nuestra sabiduría interna actúe.

“Entre el pulso que emite mi corazón hasta el próximo pulso hay un silencio, hay que dejar que ocurra este silencio y sostener el proceso de silencio”

Segunda parte


Preparación para el Protocolo

Se recomienda hacer cada uno de los protocolo durante 7 días, tres veces al día. Como es un protocolo que amplifica nuestra energía, puedes hacerlo en el momento y horario que elijas.

Recomendaciones:

  1. Para la activación de este protocolo necesitarás un vaso de agua para beber antes, durante y al finalizar el protocolo. El agua impregnada con la energía del protocolo colabora a fijar la nueva frecuencia y el cambio de percepción.
  2. El equipo reproductor debe tener una buena conexión de banda ancha a internet.
  3. Escuchar los protocolos con auriculares.

Acciones:

  • Inicias tomando agua a tu requerimiento.
  • Ponte los auriculares y simplemente repite el protocolo en primera persona y en voz interna. Puede que te duermas al momento de realizar el protocolo, está bien y no hace falta hacer el protocolo nuevamente por haberte dormido.
  • Una vez terminado el protocolo puedes volver a beber agua y seguir con tus actividades.

Si tienes alguna duda, contáctanos por:

Protocolo

Protocolo 17

INFORME UNITY

Cambio Constante

El protocolo Unity 17 abrió la puerta al cambio, entendiendo el cambio como la forma de recordar la evolución, se aceptó esto tan complicado que tenemos los seres humanos de entender que el cambio sucede todos los días y a cada instante, todo el tiempo acontecen cambios perceptibles como imperceptibles. Esta aceptación trajo tranquilidad.

Veamos un ejemplo… Todos los días parte del tejido de nuestra piel muere y otra parte se regenera, nuestra piel está en permanente cambio, en permanente renovación. Este cambio en nuestra piel es solo uno entre otros miles de cambios que suceden todos los días a nivel biológico. Todos los días ocurren cosas, las veamos o no. Ahora bien, ¿Qué es lo que el ser humano no tiene en cuenta respecto al cambio? Que, para ver el cambio, la mayoría de las personas piensan que este debe ser enorme, sino no se dan cuenta que algo cambió… Todos los días estamos en permanente cambio y estos son perceptibles e imperceptibles. 

El cambio es constante, podemos sostener la idea de “si hay algo constante es el cambio” y sin embargo los seres humanos estamos acostumbrados a resistir el cambio, pero más allá de esta resistencia humana, EL CAMBIO ES CONSTANTE. De hecho, hay cosas simples que ni siquiera se pueden repetir, el día de ayer, por ejemplo, o el minuto anterior a este… No podemos repetir nada porque ya estamos en otro momento y ya hemos cambiado. Por más que tengamos rutinas que en apariencia son iguales y hasta aburridas, las mismas no son iguales, si pudiéramos tomar conciencia del momento presente nos daríamos cuenta que el cambio es lo permanente. Hoy tenemos pandemia, hasta antes que se declarara la pandemia vivíamos de una manera y ahora no hay forma de volver atrás, por más que la pandemia ya no exista, no hay forma de tener la vieja normalidad. Junto con el covid-19 llegaron algunos cambios que vinieron para quedarse.

En este Unity 17 se ancló el cambio entendido como evolución, entendido como cambio permanente y ya no el cambio como incertidumbre sino como evolución permanente. Entendimos nuestra evolución en todas las razas que fuimos, la que somos y las que seremos, esto constituye todo un cambio de percepción de nuestro recorrido evolutivo, recorrido que hicimos en este planeta que vive hoy un nuevo cambio de vibración, uno más de los tantos que realizó.

Todo lo que acontece es un cambio, lo que sí pasa y que ahora si está instalado es que no estábamos acostumbrados a mirar el cambio de forma permanente, no lo mirábamos porque los cambios nos generan resistencia y la idea de querer meter todo en nuestra jaula racional y entender los cambios según los límites de esa jaula, donde todo esté controlado y tengamos seguridad. 

Sin embargo, Unity 17 vino a activar la tranquilidad, la armonía de vivir en el cambio permanente; inclusive de cosas que se pueden sostener durante años, como la seguridad y tranquilidad. La tranquilidad que se instaló es con la idea de “todo cambia”, ya no más la idea del control y la seguridad que nos brinda el “nada cambia”, ya que esta seguridad me indicaba que mañana voy a poder tomar la sartén por el mismo mango… Pero hoy, en esta época de transición donde no hay todavía caminos marcados, sino caminos que vamos recorriendo; es fundamental poder incorporar el cambio en equilibrio y tranquilidad, porque estamos yendo hacia lo desconocido.

La tranquilidad llega a esta época de transición donde muchas veces no sabemos cómo o qué hacer para llegar a vislumbrar un norte, y llega con la novedad de que no hay forma de no ir a ese norte… Es por esto que se pide sostener este cambio, porque, aunque no lo veamos, estamos yendo a nuestro destino; claro, no tiene forma aún, pero esto no lo priva de ser nuestro destino, así como la montaña que necesita tiempo para ser montaña y no tiene negado su destino de montaña, nosotros tampoco tenemos negado convertirnos en el nuevo ser humano. 

Con Unity 17 se instaló el “no resistir el cambio”, “el cambio es natural”, “el cambio acontece de forma permanente”, solo que no lo miraba, no lo observaba, no lo incorporaba porque me generaba miedo e incertidumbre. Hacer este reconocimiento y llevar a un estado de equilibrio todos estos conceptos es muy útil para dar nuestro próximo paso de evolución, de cambio. Si no llevamos el miedo y la incertidumbre a un estado de equilibrio puede que nos encontremos con la sensación de pérdida de control, pero por más que queramos controlar todo para que el cambio se quede quieto, el cambio continúa su recorrido. Recuerda que no hay forma de vivir dos veces de la misma manera días distintos y esto es así por más que tengamos instalado una rutina diaria. Si tienes una rutina te invito a observar todos los cambios que se introducen en el día, en pequeñas cosas, es impresionante ver la enorme cantidad de pequeños cambios que ocurren en tu rutina. No nos damos cuenta de estos cambios porque necesitamos tener el marco de la rutina, el marco de la estructura, el marco de yo sé cómo resolver el día a día y es por esto que existen tantos quiebres cuando algo se acaba, sea lo que sea, se acabó el empleo, se acabó el dinero, se acabó el matrimonio, se acabó la salud, se acabe lo que se acabe, entramos en pánico en vez de abrazar el cambio. De una u otra forma algo cambió y no hay vuelta atrás.

Con Unity 17 se instaló “Abrazo el cambio y puedo acompañarme a mí en el cambio desde el equilibrio”. Es por esto que fue necesario activar al principio el protocolo de aceptación, equilibrio y fuente de amor infinito y tomar el cambio como algo natural y no como un enemigo. Nuestra sabiduría Interna nos vino a decir, ¡Si, así hemos funcionado siempre! Todo aquel que crea en la encarnación verá que el cambio es permanente, cumplimos ciclos, dejamos cuerpos y volvemos, el que crea en el multiuniversos, existimos aquí y existimos en otros lados y no podemos pretender que en ninguno de esos universos nada cambie si justamente el diseño para el cual estamos preparados es para aprender y al aprender cambiamos, algo que no sabíamos ayer hoy ya los sabemos y esto es cambio. Si no nos abrimos al cambio y a las oportunidades que el mismo cambio trae nos vamos a retrasar, de igual manera el cambio se expresa igual, pero esta expresión puede tardar porque nosotros no la dejamos surgir.

En Unity 17 hemos instalado “apertura al cambio”, “amabilidad en el cambio”, “tranquilidad durante el cambio” y recordamos que “vivimos en permanente cambio” porque cotidianamente se introducen en nuestra vida cosas nuevas y por mínimas que sean se introducen en forma de desafíos o soluciones que, por lo general, no nos permitimos ver y sentir porque nuestro ego o nuestra estructura mental necesita contabilizar todo lo que pasa. Ocurre que el ego es lento y pide tiempo para entender lo que le pasa diariamente y necesita repetir todo una y otra vez para entenderlo, y una vez que entendió no lo quiere soltar, ¿Por qué soltaría el ego algo que entendió? Pasa que, si lo suelta debe volver a empezar con la contabilidad, con la inestabilidad, con la incertidumbre… Por eso el ego nos hace mirar al pasado constantemente, porque “hay seguridad” en lo que sucedió, en lo que ya pasó… ¡Que lento que es el ego!

Pero ahora llegó la tranquilidad, por fin aceptamos que todo está cambiando y con esto ya no hay resistencias, no estamos peleando con nadie, pues todo está aconteciendo tal como debe acontecer…

Si después de todo lo expresado aquí, queremos sujetarnos de algo (porque el ego y la mente necesitan sujetarse a algo), podemos sujetarnos a la idea de que “todo cambia, el cambio es constante”.