Episodio 40: Conectar mi Pulso Cardíaco con el Pulso de mis Hermanos - Alineacion Consciente

A Corazón Abierto

40

Episodio 40: Conectar mi Pulso Cardíaco con el Pulso de mis Hermanos

Para poder llevar a cabo Unity 40, donde me conecto de corazón a corazón con mis hermanos o de pulso cardíaco a pulso cardíaco, lo que vamos a trabajar es el despertar el pulso que se ubica en la zona cardíaca.

En este punto, cabe una primera aclaración: esto no es despertar el amor, que si bien es una energía hermosa, no aplica para el paso que vamos a dar ahora.

Las conexiones que vamos a realizar con nuestros hermanos (esto también se debe realizar a nivel naturaleza, animales, vegetales y minerales, pero no es competencia de Unity 40 hacer estas conexiones), se logran si activamos nuestro propio pulso que está dormido, debemos recordar este circuito energético.

Desde hace mucho tiempo repetimos algo que solo a veces las personas entienden intelectualmente, y que mucho menos sienten como parte de sí mismas: “estar interconectado con todos”.

Si bien somos individuos que nos hacemos cargo de la responsabilidad de nuestra propia experiencia, de nuestras decisiones y de todo lo que compete al universo de nuestra individualidad, también conformamos la matriz o Red de seres interconectados.

Para entrar a la Red de Pulsos debemos recordar el pulso que ya tenemos, pero que está dormido. Por lo tanto, debemos activar y restablecer el circuito energético de este pulso.

Este pulso está ubicado en la zona del chakra cardíaco y tiene la capacidad de ser un escáner (lector) de otros pulsos, con los cuales nos vamos a ir relacionando en el cotidiano vivir.

Entonces, en vez de solo relacionarnos con el otro desde el habla, nuestra experiencia y todo lo que conlleva estar en comunicación con un otro, le vamos a sumar (o accionar con cierta preponderancia que cada vez va a ser mayor) la de leer el pulso. Este es en sí el siguiente paso de evolución a nivel de relaciones sociales.

Ahora, empieza a ocurrir una nueva conversación de un nuevo ser humano.

Veamos un ejemplo:

Si desde nuestro pulso estamos conectados al pulso de nuestro hermano y nuestro hermano está conectado con nosotros; y, a su vez, esta conexión ocurre porque estamos conectados con nuestro pulso, desde ese mismo pulso sabremos quién es nuestro hermano…y, nuestro hermano sabe quienes somos nosotros.

Por lo tanto, la comunicación es directa y no es interpretativa, debido al hecho de que ignoramos quién es el otro por la falta de conexión y viceversa, por no tener este pulso activo.

El saber ya no es interpretativo, sino que es directo porque se da de corazón a corazón, de pulso cardíaco a pulso cardíaco.

Al estar los pulsos activos, el de nosotros y el de nuestros hermanos (siempre y cuando lo puedan activar), no solo van a estar funcionando como emisor, sino también como un receptor en una acción permanente de lectura.

Entonces, cuando conectamos de esta forma con un otro, la lectura es distinta respecto a las relaciones interpersonales que venimos llevando adelante.

¿Qué podemos esperar de esta lectura del pulso?

En esta nueva Red y este nuevo ser humano que somos, lo que el pulso cardíaco va a leer, o lo que el otro va a leer de nosotros, es en qué “acciones evolutivas” estamos transitando y si hay algo que podemos hacer por el otro (dentro de estas acciones evolutivas). El otro lo va a comunicar por el pulso, repito, por el pulso.

Sentiremos esto por el pulso, como también nosotros le vamos a comunicar al otro si hay algo que necesitamos dentro de las acciones que estoy realizando para evolucionar y que nos puede colaborar.

Todo esto no tiene que ver con el habla, el pensamiento y no tiene que ver con amar a alguien, pues este pulso es un circuito de comunicación y no de irradiación. Estamos frente a un circuito de comunicación neutral.

Además, con este pulso podemos seguir dejando ir los filtros con los que leemos la realidad. Por lo tanto, la comunicación es directa por su función de escáner.

Por ejemplo:

Nuestro cuerpo ingiere alimentos y, en ese mismo momento, nuestro sistema digestivo genera de forma automática jugos gástricos para procesar el alimento. Todo esto es una acción evolutiva, logramos hacer esto por evolución.

Aquí hubo una comunicación donde no intervino el habla, nuestro sistema digestivo lee que ingresó alimento. Por dicha lectura, pone en funcionamiento lo que se requiere para resolver la digestión del alimento.

Todo esto se hace sin que nosotros estemos conscientes de lo que se hace, ni vemos con nuestros filtros qué es lo que está haciendo el sistema digestivo.

El pulso evita el control, evita poner los filtros de creencias y emociones… nos abrimos a otro tipo de interacción con el otro debido a la apertura de un canal mucho más sutil.

Preparación para el Protocolo

Se recomienda hacer cada uno de los protocolo durante 7 días, tres veces al día. Como es un protocolo que amplifica nuestra energía, puedes hacerlo en el momento y horario que elijas.

Recomendaciones:

  1. Para la activación de este protocolo necesitarás un vaso de agua para beber antes, durante y al finalizar el protocolo. El agua impregnada con la energía del protocolo colabora a fijar la nueva frecuencia y el cambio de percepción.
  2. El equipo reproductor debe tener una buena conexión de banda ancha a internet.
  3. Escuchar los protocolos con auriculares.

Acciones:

  • Inicias tomando agua a tu requerimiento.
  • Ponte los auriculares y simplemente repite el protocolo en primera persona y en voz interna. Puede que te duermas al momento de realizar el protocolo, está bien y no hace falta hacer el protocolo nuevamente por haberte dormido.
  • Una vez terminado el protocolo puedes volver a beber agua y seguir con tus actividades.

Si tienes alguna duda, contáctanos por:

Protocolo

Protocolo 40 – Primera Parte

Segunda Parte

Protocolo

Protocolo 40 – Segunda Parte

Tercera Parte


INFORME UNITY

Una nueva forma de comunicación

En Unity 40 habita una comprensión diferente de mis hermanos, porque ahora puedo conocerlos de forma directa.

Podemos tener dinámicas laborales, familiares, de amistades, culturales o de los diversos vínculos relacionales, con un diálogo de corazón a corazón, dentro de la Red de Pulso de información (información que va a llegar todo el tiempo). Esto no es empatía, es un paso más arriba.

A lo mejor, al principio puede que cueste entrar en esta dinámica, pues estuvo inactiva. La solución está en los dos protocolos que brinda Unity 40.

De lo que se debe estar atento, es que de cada encuentro que ocurra con nuestros hermanos, vamos a obtener mucho más que del encuentro en sí, de lo que se diga en ese encuentro o de lo que se vivencie en el mismo.

¿Por qué va a pasar esto? Porque la Red de Pulsos va a estar funcionando y abriendo información. Esto que vamos a leer o transmitir va a impactar directamente en ese Pulso…que, a su vez, es el lector de lo que está aconteciendo.

En este punto, debemos empezar a reconocer lo que nos dice el pulso. Por lo tanto, empieza un nuevo camino que va a llevar un buen tiempo de anclaje sobre esta evolucionada forma de dialogar.

Práctica

Un primer paso es reconocer los distintos pulsos dentro de la Red de Pulsos, para empezar a entender y decodificar el lenguaje no hablado.

Aclaración: esto no es telequinesis, telepatía o ninguna cuestión mental, pues todas ellas conllevan una comunicación que dista de lo neutral, aquí tampoco interviene el amor.

Esto es una Red de la humanidad completa y los primeros pasos que vamos a hacer son los de ir escuchando o emitiendo pulso en función del dial en el que nos encontremos. O sea, la frecuencia en la que estemos.

Todo esto depende de nuestra energía y de cómo estemos nosotros energéticamente. Este es un primer tipo de entrenamiento que se puede ir haciendo (en un futuro vendrán especializaciones).

¿Qué se puede esperar de este entrenamiento?

Que al estar enfrente de un otro hablando de una receta de cocina o hablando del partido de fútbol del fin de semana, el pulso va a cambiar y esto se debe percibir antes que entenderlo.

Luego de esto, y con el tiempo de entrenamiento debido, van a llegar conclusiones, regularidades y hasta podremos identificar o llegar a tener protocolos; pero todo esto va a suceder una vez que hayamos hecho mucha experiencia en esta dinámica de escucha del pulso.

Hemos hablado en Unity de dejar de seguir a un otro para que nos de respuesta o nos diga qué es lo que tenemos que hacer ante un otro, en pos de tener ya una relación directa por la conexión del pulso que tenemos.

En esta nueva dinámica ya no existe el intermediario, no está más ese al que seguíamos.

Llega la época donde todo intermediario deja de tener sentido, por estar conectado a la Red de Pulsos.

Todo lo que conocemos en este momento existe bajo la dinámica de tener un intermediario.

La era de la centralización finalizó, llegó la era de los sistemas descentralizados donde cada individuo existe en la Red y se relaciona con cada individuo de forma directa.

La intermediación es un acto distorsivo y provoca distorsión continua, porque está basado en filtros tanto personales como culturales.

Para el siguiente paso de la evolución humana, llega una dinámica donde la armonía mueve a los individuos.

Todo esto está contemplado dentro de la Red de Pulsos, pero para estar en esta Red se debe vibrar en orden a la Red: todo aquel que esté fuera de la frecuencia de la Red se va a sentir perdido, pues no está recibiendo los datos de la Red.

El próximo paso de evolución lo estamos respirando, lo estamos latiendo ahora mismo.

Es estar consciente del pulso y no tanto de las palabras o gestos del otro. Es estar consciente de este pulso que se activa cuando estamos con el otro que, a su vez, es parte de la Red como nosotros mismos. Cada uno de los pulsos, nuestro pulso, pertenece a la Red.

Será necesario practicar sobre nuestra percepción del pulso, para ir entendiendo los cambios que se van a generar en la misma dinámica por estar dentro de la Red de Pulsos. Se debe percibir un cambio.


En Vivo!