Episodio 33: Equilibrio con la Conciencia Colectiva - Alineacion Consciente

Activar el Equilibrio

33

Episodio 33: Equilibrio con la Conciencia Colectiva

El alma de la Humanidad

La conciencia colectiva es una memoria que va cambiando conforme a las acciones que va haciendo el ser humano en lo particular y general. Es una base de datos donde se construyen las creencias, de generación en generación. 

Así como el ser humano tiene el alma, que es la memoria de todas las encarnaciones con todos los sucesos que fue experimentando. La conciencia colectiva, entidad inteligente en sí misma, guarda la base de toda la humanidad. 

“Sería el alma de la humanidad.”

Entonces… ¿Por qué necesitamos estar en equilibrio con la conciencia colectiva? ¿En qué se basa esta intención de estar en equilibrio con la conciencia colectiva? 

Es que la conciencia colectiva tiende también a drenarnos energía. ¿Por qué nos drena energía?  

Veamos esto en un ejemplo real. Hoy, estamos viviendo un momento en el mundo con covid-19. Nos guste o no esta situación impulsó a tener miedo a la muerte. Este miedo puede ser activado por otras situaciones también, pero hoy nos encuentra este tiempo de covid-19, con este miedo existente como creencia en la conciencia colectiva. 

Y, de una u otra forma, estamos conectados con este miedo que existe en la conciencia colectiva, por más que estemos muy trabajados internamente en este aspecto. En algún momento, este miedo  se hace presente porque estamos participando, por estar dentro de la conciencia colectiva, de algo en que no queremos participar.

Ante este hecho de miedo a morir hay acciones que realizar por parte nuestra. 

¿Qué hacemos? Algunos se resisten al miedo y otros entran de lleno a estar con miedo. Esto genera una dicotomía, empieza la polarización bajo conceptos como “este virus es una mentira”, “nos vamos a morir”, “están metiendo microchips en la vacuna”, “no te apliques la vacuna”. 

Estas expresiones son un desequilibrio, y es tan desequilibrio como el miedo al virus, a la muerte, a lo que nos depara el futuro de continuar esta pandemia. 

De una forma u otra, sea en la resistencia o en la participación de este miedo colectivo, estamos perdiendo energía y equilibrio, que nos hace (nos guste o no nos guste) estar inmersos en esta situación donde drenamos energía hacia el contexto global que se vive. 

“Recuperar el equilibrio y el flujo energético entre la conciencia colectiva y nuestra energía es volver a centrarnos y actuar a partir de nosotros y no a partir de las creencias compartidas”

Podemos trabajar mucho en aquellos aspectos que queremos resolver o trascender, como así también podemos enfocarnos en potenciar nuestras virtudes, pero todo esto llegó a un límite, hay camino que seguir recorriendo. 

Por muchos años, trabajamos el territorio de lo personal, luego ingresamos a nuestra genealogía, buscando en cada rama de nuestro árbol familiar nuestros errores y virtudes. De forma posterior, hicimos nuestros avances y se abrieron las puertas a otra parte de nosotros, el alma. 

El alma y todo hacia abajo existe en este plano de la vida y tiene sentido porque está incluida dentro de la conciencia colectiva, esta es la matriz que sostiene y da sustento permanente a lo que conocemos como vida.

Esta Matriz hace que exista la conciencia colectiva como tal. Esta inteligencia hace que exista todo tal como lo vemos, sentimos y pensamos. Esta inteligencia también existe en nuestra mente, en nuestro campo mental: es por esto que creemos que todo lo que se vive es la realidad y sobre todo que así deben ser las cosas.

¿Para qué sustituimos la energía?

Si bien la conciencia colectiva es una memoria de todas las acciones humanas, nos encontramos participando de una u otra forma: sea resistiendo, lo cual provoca un anclaje de permanencia del miedo, o  participando sumisos ante una debacle, acción con la que aumentamos el miedo colectivo. 

Entonces, equilibrarnos con la conciencia colectiva significa recuperar nuestra autoridad energética y la libertad de acción.

Todo, absolutamente todo lo que hacemos, va a la conciencia colectiva. Esto se imprime y, a partir de la impresión, se van generando las creencias como: “y, no se puede vivir, vivimos más encarcelados que los que están en la cárcel”. 

Todo es creencia donde el ser humano se va moviendo. 

“Recuperar el equilibrio y el flujo energético entre la conciencia colectiva y nuestra energía es volver a centrarnos y actuar a partir de nosotros y no a partir de las creencias compartidas.”

Desde nuestro flujo energético y equilibrio, sólo debemos ocuparnos de nuestras acciones. Y la parte más compleja de comprender y sobre todo de realizar, es la de limpiar las creencias que absorbemos de la conciencia colectiva, dejando el espacio para cosas nuevas. 

De todos modos también hay que limpiar como es que históricamente hemos dado pasos a lo nuevo. Tradicionalmente las cosas nuevas en la humanidad se dieron por opuestos, por ejemplo: 

La abolición de la esclavitud se dio desde los Estados Nación que se fueron declarando. Estos Estados Nación estaban en línea opuesta y dando lucha para retirar la Monarquía. 

¿Qué se pretende ahora con este equilibrio? No ir a la lucha. Dejar atrás esto de: “vacuna si, vacuna no”, “virus existe, virus no existe”, “hay complot de los Estados Empresas para dominarnos”, “el Estado es el que nos tiene que defender de este virus”, “que compre más vacunas”, “yo tengo derecho a vivir”.

En esta nueva energía, que un grupo de personas intenta sostener en esta transición (que aún no sabemos cuánto tiempo nos va a llevar) se debe desterrar “la lucha”. 

Lucha que fue efectiva para los cambios de la evolución humana, pero que ya es innecesaria. Es importante imprimir en la humanidad otra cosa que no sea lucha, otra cosa que no sea drama como el “nos están matando, “el mundo se va a acabar”, “hay que resistir y salir a las calles a pelear por un mundo mejor, por un nuevo mundo”. 

¿El nuevo mundo va a empezar luchando y peleando? 

Preparación para el Protocolo

Se recomienda hacer cada uno de los protocolo durante 7 días, tres veces al día. Como es un protocolo que amplifica nuestra energía, puedes hacerlo en el momento y horario que elijas.

Recomendaciones:

  1. Para la activación de este protocolo necesitarás un vaso de agua para beber antes, durante y al finalizar el protocolo. El agua impregnada con la energía del protocolo colabora a fijar la nueva frecuencia y el cambio de percepción.
  2. El equipo reproductor debe tener una buena conexión de banda ancha a internet.
  3. Escuchar los protocolos con auriculares.

Acciones:

  • Inicias tomando agua a tu requerimiento.
  • Ponte los auriculares y simplemente repite el protocolo en primera persona y en voz interna. Puede que te duermas al momento de realizar el protocolo, está bien y no hace falta hacer el protocolo nuevamente por haberte dormido.
  • Una vez terminado el protocolo puedes volver a beber agua y seguir con tus actividades.

Si tienes alguna duda, contáctanos por:

Protocolo

Protocolo 33

Segunda Parte


INFORME UNITY

La nueva Alianza

Dimos un paso, se estableció el encuentro con uno mismo, ¡es este Yo Soy!

Este Yo Soy es una respuesta que no sabíamos darnos desde lo energético. Si damos una respuesta desde lo físico, lo emocional, desde lo mental, desde el personaje que somos, desde este lugar si podemos contestar quién soy.

“Primero era necesario despertar y el paso que le sigue naturalmente es encontrarse con uno mismo, reconocerse y saberse a sí mismo.”

Este encuentro con uno mismo es a su vez la auto referencia de equilibrio. Desde este equilibrio salimos y definimos lo mental, emocional y físico del personaje.

Es nuestra referencia interna y un pararse diferente del que venimos haciendo, donde usamos lo mental, o lo emocional, o lo físico para definirnos.

Con este encuentro surge decir: “estoy en casa, estoy aquí habitándome a mí mismo, en mi mismo”.

Esto genera confianza, seguridad y la libertad de elección, de acción. Significa un paso más allá de las elecciones realizadas desde lo mental o desde la emocionalidad.

¿Qué permite la libertad de acción?

Permite poder volver a hacer alianzas, que son de luz, con seres que están aquí, en este planeta, y que también están despertando y encontrándose. 

Hasta el momento, las alianzas que veníamos realizando son las del tipo kármicas, o aquellas que vienen de la conciencia colectiva cuya vibración es de tendencia baja. 

Con este tipo de alianzas hemos ido tejiendo y haciendo el entramado de nuestra vida en este tiempo y espacio en el que estamos transitando.

“Este encuentro con uno mismo permite volver a elegir, por esto hablamos de libertad de la acción de elección. Estas elecciones se sustentan en las alianzas de luz con seres que despertaron y se encontraron.”

¿Cuál es la finalidad de estas alianzas de luz?

Es para volver a tejer la red colectiva desde un lugar más elevado, desde la luz que todos somos.

Es de extrema importancia entender que esto no significa que va a haber una separación o generar una nueva dualidad entre los dormidos y los despiertos.

Aquellos que vayan despertando y vayan haciendo estas alianzas de luz, van a ir tejiendo este entramado en donde la nuevas generaciones van a poder anclar su existencia, bajo un sistema más luminoso, más elevado, neutral y cada vez más alejado de la dualidad y más cercano a la integridad del Ser.

Todo esto se materializa por estar registrado en el nuevo entramado de la conciencia colectiva. Por lo tanto, estamos generando una conciencia colectiva equilibrada.

Para este cometido tenemos colaboradores. Por ejemplo: la del planeta tierra, en donde con estas catástrofes virales y naturales, se induce al despertar del ser humano cuando siente que le sacan la silla en donde estaba cómodamente sentado; y ante estos acontecimientos decidimos o equilibrarnos o pararnos o caernos.

De una manera o de otra, ya sea bajo la forma de un shock pandémico, o un cimbronazo de un momento al otro, lo que teníamos como seguridad y certeza desaparece y tenemos que ver qué nueva acción hacer.

Tenemos mucha colaboración. ¿De quién?

En estos días existen jóvenes, de 10 a 13 años, que están saliendo a ser líderes por el cuidado ecológico del planeta. 

Estos jóvenes se paran en frente de una cámara y dan un discurso a los políticos, a las naciones, a la población en general, sobre el tipo de vida que ellos quieren vivir. Una vida en armonía con la naturaleza, con mensajes de cuidado del planeta, con el argumento de no agotar los recursos, por ejemplo.

Estos jóvenes sin duda están en otro nivel de conciencia que la generación adulta gobernante. 

Están aquellas jóvenes mujeres que están buscando restablecer los derechos de la mujer en regiones donde existen estructuras rígidas y cerradas, por estar ancladas en tiempos pasados. Son mujeres de corta edad las que están haciendo la avanzada en este sentido… ellas son colaboradoras.

“Estos jóvenes de corta edad están asumiendo un rol de liderazgo que es la primera vez que se ve en nuestra historia.”

Es con estos líderes jóvenes, que nosotros, los que despertamos a una edad avanzada, debemos hacer alianzas de luz. Somos nosotros los que tenemos que sumarnos al entramado, pues dicho entramado es la nueva tierra. 

Para poder estar en la nueva vibración debemos pasar a la siguiente generación.

A medida que vamos despertando, nos tenemos que ir uniendo a estas personas que están ya realizando sus misiones en la conciencia colectiva… anclando discursos, pidiendo un stop al excesivo capitalismo, moldeando nuevas configuraciones de relaciones basadas en el respeto y trayendo como visión que en este mundo hay lugar para todos. 

Nuevamente, repito, no hay bandos, no es “despiertos vs dormidos”. Sino que vamos, y de hecho ya está sucediendo, a coexistir hasta que se sostenga y se implante del todo esta nueva conciencia colectiva que estamos empezando a tejer.

¿Qué quedó instalado en Unity 33?

  • Se estableció salir de las creencias colectivas de baja vibración.
  • Establecer alianzas de luz con personas que ya están liderando un mundo nuevo.
  • Construir una nueva red de conciencia colectiva dentro de la libertad de acción…
  • Y todo esto construido desde un suelo firme de equilibrio.

En Vivo!